Iván dejó el trono hace pocos días dejando con un malestar tanto a sus compañeros de trono como a las pretendientes. Y por supuesto a Anaís a la cual dejó muy mal parada recriminándole como lo había engañado. Ahora los rumores se confirman y a pesar de que Iván echó toda la culpa a Anaís por la cual se había sentido muy decepcionado, la realidad era otra totalmente distinta.

El tronista fue pillado por el programa y para que no lo sancionaran decidió decir que se sentía muy agobiado y que abandonaba el trono cuando en realidad ya estaba con unas de sus pretendientas. Parece que Laura fue amor a primera vista y tronista y pretendienta llevan una relación desde que la misma entró al programa.

De ahí que el reingreso de Anaís le vino como "anillo a al dedo" al tronista quien se mostró muy consternado al escuchar las confidencias de la pretendienta.

Anaís intentó explicar que no había sido así como él lo contaba. Pero la realidad es que la pretendienta se veía con Dani, un chico del club de fan de Iván y con el cual el tronista estaba al tanto de lo que estaba pasando entre ellos. Anaís quedó muy mal parada de esta experiencia, e Iván por su parte se fue como uno de los "mejores" abandonando el plató solo y cabizbajo.

Lo que a los pocos minutos de abandonar el programa fue la misma conductora Emma García quien confirmaba que el ya ex tronista estaba los besos con Laura en la puerta del plató. Ahora ya podemos ver fotos de la pareja por las redes sociales donde demuestran su amor y donde en los perfiles de Twitter de los "tortolitos", ya comentan su amor a gritos.

Vídeos destacados del día

Han ido al cine, y bromean como cualquier otra pareja de enamorados, porque la peli no les ha gustado. E Iván le pregunta a Laura si esta dormida y ella le contesta que está pensando con los ojos cerrados. Para decir finalmente que no recomienda la película.

La verdad es que la pareja está muy enamorada y esperemos les dure, ya que viendo los antecedentes del programa son pocos los que tienen futuro. Lástima que Iván no brindó al programa un final feliz como ha sido en su vida real, al menos por el momento.