Hoy la lucha libre está de luto. Un luchador ha fallecido por los golpes recibidos en un combate en el que enfrentaba al fallecido, apodado "El Hijo del Perro Aguayo" (Pedro Aguayo Ramírez, 35 años de edad), contra Rey Mysterio, uno de los símbolos de la lucha libre, y otros luchadores más en una gala celebrada en Tijuana, México.

El suceso ocurrió este sábado. Los luchadores como viene siendo habitual en este tipo de programas televisivos, se disponían a dar un espectáculo divertido de cara al público, pero sucedió todo lo contrario. En plena pelea, mientras ambos estaban en el ring, el luchador de la lucha libre apodado "Rey Mysterio" propinaba su famosa patada al "El Hijo del Perro Aguayo", que posteriormente cayó sobre las cuerdas de una manera fortuita, quedando inconsciente.

Aunque el combate siguió hasta el final con los demás luchadores mientras que el luchador se encontraba inconsciente sobre las cuerdas. Como viene siendo habitual, muchas de estas veces los luchadores fingen estar inconscientes, por lo que no le dieron importancia. Pero al finalizar el combate y ver que seguía sin moverse, saltó la alarma. El personal médico atendió al luchador en pleno ring al acabar la lucha, para posteriormente trasladarlo a un centro hospitalario, donde falleció.

Según el personal médico del centro hospitalario, la patada propinada por Rey Mysterio provocó un traumatismo cervical, que fué la causa de la muerte. Varios luchadores han mostrado su pésame por las redes sociales. Uno de ellos, Rey Mysterio, lamentaba su muerte escribiendo vía Twitter sus condolencias sobre un suceso que nunca podrá olvidar.

Vídeos destacados del día

El luchador dijo que "siempre lo llevará en el corazón" y que "no entendía el porqué Dios quiso esto".

Ámbos luchadores entablaron una amistad de hermanos, según declaró el mismo Rey Mysterio. Mientras tanto, la lucha libre contará con un lazo negro simbolizando el trágico fallecimiento del luchador en todas sus redes sociales, aunque se desconoce si lo hará vía Televisión.

Descanse en paz, "El Hijo del Perro Aguayo".