Muchos os preguntaréis qué es el "Sportplane". Sin embargo, a pesar de parecer algo muy complicado por la palabra, es lo más sencillo del mundo: consiste nada más y nada menos que en practicar deporte mientras se viaja en avión.

Ella considera que es muy importante mantenerse a forma, y tal es su obsesión por cuidar su cuerpo que no duda en practicar yoga cada vez que tiene la más mínima ocasión… ¡Incluso en los aviones!

Anuncios
Anuncios

Te contamos todos los detalles a continuación.

Como gran supermodelo internacional que es, la australiana se pasa la mayor parte del tiempo viajando en avión para poder cubrir todos sus compromisos profesionales. Ha sido en un programa de Televisión japonés llamado "Skkiri" donde Miranda ha asegurado que de pequeña era gimnasta y cuando lo tuvo que dejar, no dudó en pasarse al yoga. Aunque solo tenga diez minutos, no duda en aprovecharlos para poder ejercitarse y ya de paso desarrollar su mente y espíritu.

Miranda Kerr cuida lo fundamental en su vida
Miranda Kerr cuida lo fundamental en su vida

Además, aprovecha la ocasión para animar a todo el mundo para que prueben con esta gran técnica que tanto se ha puesto de moda últimamente, o con aquel con el que se sientan más cómodos. Ella lo tiene claro: no hay nada como el senderismo y el yoga.

Durante sus estancias en el aire, practica lo segundo contrayendo y relajando el abdomen, algo que asegura que es muy bueno. Miranda, que tiene un hijo en común con el actor Orlando Bloom llamado Flynn, no duda en comer sano siempre que puede, aunque se niega a renunciar al chocolate o al pollo frito, que son sus comidas favoritas.

Anuncios

La clave para la modelo está en comer el 80% saludable, que la comida será orgánica y fresca, y declara que no hay nada como las semillas de chía, las bayas de goji o los vegetales. Siempre teniendo en cuenta que hay que aportar al organismo los nutrientes exactos que este necesita. No es de extrañar que todo el mundo la viera espectacular en la gala de los Oscar 2015, y es que pocas se pueden permitir lucir un vestido de Emilio Pucci como el que lució en la fiesta de Vanity Fair.

Haz clic para leer más