La presentadora del programa de TVE "Las mañanas de La 1" vuelve a ser protagonista, esta vez por una declaración, que finalmente se ha descubierto, no ha venido de ella.

Mariló Montero vuelve a ser trending topic en Twitter después de las declaraciones que "no realizó" pero que corrieron como la pólvora por la red social. En concreto se trata de la frase "Esto pasa por gastarse 40 euros". El bulo generado por los tuiteros, después del terrible accidente del avión que se estrelló en los Alpes el pasado 24 de marzo en el que murieron ciento cincuenta personas.

La ex mujer de Carlos Herrera, desde entonces, está siendo objetivo de todas las críticas, aun no siendo la responsable de estas desafortunadas palabras, muy a su pesar.

Los autores de estos tuits están pidiendo a la cadena que la presentadora sea despedida.

Mariló tiene bastantes antecedentes y se ha hecho aún más conocida por sus intervenciones totalmente desafortunadas que por su trabajo realizada cada mañana en Televisión Española, el cual dirige y presenta, con lo que nadie se percató si la noticia pudiese ser verdadera o falsa.

Al parecer, sucedió todo lo contrario ya que el comentario de Mariló fue "porque el vuelo sea barato, no significa que no sea seguro", como respuesta a un tertuliano del programa en la mesa de debate cuando hablaban de que los billetes de Germawings costaban 39,95 euros.

La prensa y medios de comunicación ya están poniendo en orden este error malintencionado, ya que la presentadora navarra está siendo blanco de una frase que nunca mencionó.

Vídeos destacados del día

Quien desee saber que ocurrió en el programa, del martes 24 de marzo, puede comprobarlo en la videoteca de Radio Televisión Española.

Una de las primeras polémicas fue en una entrevista en la que se promocionaba el programa de Anne Igartiburu después de las vacaciones de verano. Mariló le preguntó "¿Te ves oxidada?".

A partir de entonces, se llegó a pensar que sus declaraciones eran intencionadas para promocionar su programa pero con preguntas del tipo "¿Qué hay en el coche?" durante el traslado de los restos mortales de Sara Montiel, afirmar que oliendo un limón se evita el cáncer o que negaría un trasplante de órganos de un asesino porque "nunca se sabe si el alma está también trasplantada con el órgano" entre otras muchas, parecen descartar esta hipótesis, demostrando una falta de profesionalidad con sus opiniones que están lejos de la imparcialidad que se le supone a cualquier periodista.