Ya está la confirmación oficial por parte de la acusada de que no existe una relación de pareja por parte de Marco Ferri fuera del Reality chileno de Mega “Amor a prueba. Así lo ha hecho saber en las redes sociales con un bonito mensaje de amor a un chico que considera un buen amigo y con quien mantiene una bella amistad. De momento se confirma lo que muchos pensaban, que Leandro el acusador ha vuelto al concurso en plan Atila, haciendo honor al dicho de que “por donde pisa no vuelve a crecer la hierba”. El argentino va a por todas y quiere dar de qué hablar. De momento, es evidente que lo está consiguiendo.

Lisandra y Marco se aman pero no son pareja

Según ha confirmado en los diferentes mensajes en redes sociales, Lisandra Silva ama a Marco Ferri, pero hace ya más de dos años que no son pareja.

La chica no desmiente que tiempo atrás tuvieron una relación de la cual surgió una bonita amistad que se alarga hasta hoy. También afirma que han salido por Miami juntos y que le acompañó hasta el aeropuerto, aunque eso no significa que sean pareja. Y desde luego parece obvio. No serán el primer ni último noviazgo que rompe y de ello queda una buena amistad. No hay por qué dudar de Lisandra, aunque no queda tan claro en lo referente a Leandro, cuya actitud dentro y fuera de la casa siempre ha sido poco clara y muy polémica.

Lisandra anima a Aylén

También ha aprovechado la señorita Silva para animar a Aylén y decirle que apueste por Marco si de verdad le quiere. Ella le considera un chico encantador al que ama con toda su fuerza, por lo que le apoyará en cualquier proyecto que emprenda en la vida.

Vídeos destacados del día

Así pues, si la relación es sana y ambos desean potenciarla y que siga adelante, nada ni nadie deberá detenerles y ella será la primera en apoyar a su amigo.

La vida en 'Amor a prueba'

Por lo demás, la vida en “Amor a prueba” pasa entre sobresaltos, polémicas y demás monsergas a las que ya estamos habituados. Oriana y Tony jugando al ratón y al gato, Michael manteniendo su relación con Michelle a la espera de que veamos a la brasileña abandonar el reality y las pruebas habituales que tanto suben la temperatura entre jotes y joteados. Unas veces para bien de los concursantes, otras para disfrute del respetable con los celos y peleas.