Kiko Rivera se enfrentó al polígrafo de Sálvame Deluxe el viernes pasado. Pese a que en un principio no quería hablar demasiado de diversos temas familiares que fueron surgiendo con el transcurso del programa presentado por Jorge Javier Vázquez, terminó yéndose de la lengua y hablando muchísimo acerca de los suyos, quizás demasiado. Y es que el hijo de Isabel Pantoja no dejó títere con cabeza. A continuación, comentaremos dos ejemplos y las repercusiones que han traído consigo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Por un lado, cargó contra uno de sus hermanos por parte de su padre, el difunto Paquirri. Concretamente, contra Francisco Rivera. El "niño" de la Pantoja hizo especial referencia a lo que era la herencia del padre de ambos y de Cayetano Rivera, indicando y dejando bien claro que las pertenencias de su padre que hay en Cantora le pertenecen a él y sólo a él.

El DJ de 31 años recordó que, al poco de morir su progenitor, hubo un robo en dicha residencia, en el que las cosas del torero que serían para sus hermanos mayores desaparecieron, por lo que lo que queda es sólo suyo.

Francisco no tardó en entrar al trapo a través de las redes sociales, muy enfadado, reclamando que ni Cayetano ni él han querido nunca nada con valor económico, sino simplemente algún objeto relacionado con el toreo, y que no guardan ni un solo recuerdo material de su padre.

Asimismo, ha aprovechado para reprocharle que la fama de los Pantoja es por el trabajo de los hermanos Rivera Ordóñez, y que si ellos no estuvieran, esa familia tendría que trabajar para poder comer, algo que vería igualmente muy improbable.

Por otro lado, Chabelita, la hermana de Kiko Rivera, también ha salido muy malparada.

Vídeos destacados del día

Especialmente porque Paquirrín ha aireado aspectos de su intimidad que ella, enfadada, considera que no deberían haber visto la luz jamás.

Ha confesado que su hermana es muy fría y que la tuvo que abofetear una vez durante una discusión y que es una persona que por querer ser libre decidió tener un hijo como instrumento para conseguir su objetivo. Incluso la ha comparado con Paris Hilton... en el peor aspecto, claro está.

La joven se ha mostrado decepcionada y desencantada con su hermano y la desconfianza que ha demostrado tener en ella. Tanto es así que se encuentra muy enfadada y está dispuesta a demostrar en "Supervivientes 2015" que es capaz de mucho más de lo que la gente piensa, ya que su hermano no da ni un duro por ella en el reality que empezará en escasas semanas.