Cuando uno quiere ver un debate de política, se espera a unos interlocutores, serios y que intentan mantener cierto rigor, pero claro eso es lo que uno podría esperar, teniendo en cuenta que la política es algo muy importante que se debe hacer con seriedad.


Pues bien, en España el debate político televisivo con mayor audiencia es La Sexta Noche, y en este programa lo que menos destaca es la seriedad y rigor con el que ciertos tertulianos defienden sus ideas, porque sino no se explica, algunas que se dicen con total impunidad y sin que nadie llame la atención al respecto. En primer lugar aclarar que yo soy andaluz y puedo desmentir con total seguridad, las afirmaciones de Pablo Casado (reincidente en afirmaciones disparatadas) en las que aseguraba que en Andalucía había un régimen socialista comunista, ¡toma ya!, ese comentario solo está a la altura de otro hecho por el mismo Pablo Casado, en el que temía que Podemos, en el caso de ganar, pudiera traer a España el canibalismo comunista chino. Vamos, ese día al igual que ayer, el joven director de campaña del Partido Popular, debía de llevar alguna copa de vino de más, pues ya sabemos la afición de los populares a que nadie les diga las copas de vino que tiene o no que beber.


Pero bueno, la cosa no queda ahí, porque si las barbaridades de Casado vienen dadas con menor frecuencia, a Eduardo Inda lo tenemos todos los sábados con la misma cantinela: Venezuela, Irán, Errejón, Monedero y ETA. Pero lo grave, a mi juicio, es pese a que siempre dice lo mismo, es de todos los locutores del debate, el que más tiempo tiene para hablar, Desde hace un año, sí desde que apareció Podemos, no hace nada más que repetir lo mismo, no aporta nada, pero no hay quien lo mueva de su silla de debate del programa.


En definitiva, La Sexta Noche parece un programa de política pero en el formato de "Sálvame" o "Gran Hermano", donde lo que más importa es el espectáculo y no el rigor ni el acercamiento a la verdad. En fin, es lo que hay en Televisión, política de bar, política rosa, sensacionalismo.


¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más