La flamante novia del piloto de Formula 1 Fernando Alonso, Lara Álvarez, está viendo peligrar su carrera profesional. La periodista asturiana, de 28 años, ha pasado a formar parte de la que muchos denominan "la empresa con más empleados del mundo": el paro. Recordemos que poco antes de darse a conocer su relación sentimental con el piloto, también asturiano, fichó por el gigante Mediaset.

Lara Álvarez ha estado colaborando en el programa de Cuatro "Todo va bien", sustituyendo a nuestra representante en el Festival de Eurovisión 2015, la cantante Edurne.

Anuncios
Anuncios

Pero ahora Mediaset se encuentra buscando un nuevo hueco a la chica de Fernando Alonso para que pueda continuar desarrollando su trayectoria profesional. 

A veces resulta que el destino es así de caprichoso. Y es que el deportista asturiano, de 33 años, no ha empezado con muy buen pie que digamos su aventura en la escudería británica McLaren, a la que volvió el pasado mes de diciembre. A mediados de febrero de 2015 (hace alrededor de 15 días), Fernando Alonso sufrió un importante accidente en los tests de invierno que se estaban celebrando en el municipio catalán de Montmeló (Barcelona), lo que ha supuesto  que el piloto español no pudiera participar, por recomendación médica, en el primer Gran Premio de la presente temporada, disputado en Australia.

Lara Álvarez, la novia de Fernando Alonso.
Lara Álvarez, la novia de Fernando Alonso.

Por este motivo, no hay mal que por bien no venga. De esta manera, Lara Álvarez puede dedicar su época de desempleada cuidando y mimando a su novio, con el que siempre se le ha visto muy volcada, acompañándole por todo el mundo cuando Alonso tiene que participar en alguna competición. Y resulta que entre ellos las cosas van de maravilla, ya que, además de la visible complicidad y cariño que hay entre ambos, en estos últimos días hemos podido ver a la presentadora acompañada de sus suegros a la salida del hospital donde Fernando se encontraba ingresado tras su inesperado accidente.

Anuncios

Así, y aunque realmente no tener trabajo no supone un gran problema económico para Lara Álvarez por razones evidentes, la principal ventaja de su parón laboral es precisamente que la periodista puede dedicarle todo el tiempo del mundo a su bonita relación.

Haz clic para leer más y mira el vídeo