Hugh Jackman se ha mostrado decidido a contarnos la gran historia de amor que vivió junto a su mujer, Deborra-Lee Furness, con la que lleva casado nada más y nada menos que 19 años ya. Él ha sido tajante al reconocer que al principio la ignoró.

Además, ha confesado que hoy en día se siente tremendamente avergonzado por haberse enamorado incontrolablemente de la que fue su compañera en la serie "Corelli", quien tomó la decisión de retirarle la palabra durante un tiempo para lograr así que todos sus sentimientos se esfumasen.

Es muy comprensible aquella situación si tenemos en cuenta que por esa época Hugh era muy joven y, además, un simple novato, mientras que ella era ya una gran estrella del Cine.

Deb, como el actor la llama cariñosamente, era deseada por todo el mundo en el estudio y además la consideraban como la más grande. Ella, al ver que Hugh no le dirigía la palabra en ningún momento, le llamó inmediatamente para preguntarle qué era lo que ocurría.

De esta manera, el actor le abrió su corazón y le contó que estaba enamorado de ella y que se sentía muy avergonzado, por lo que su intención era que todo pasase cuanto antes. Tal fue su sorpresa cuando su futura mujer le confesó que ella también lo estaba, y que le gustaba. Gracias a aquella conversación, y desde entonces, todo ha ido como la seda entre ambos. Con una gran satisfacción, relató la gran historia de amor de su vida el actor Hugh Jackman para "Live! With Kelly and Michael".

Fruto del gran amor que se procesan, nacieron Ava, de 9 años, y Oscar, de 14.

Vídeos destacados del día

Pero además, Jackman siguió relatando cómo, poco a poco, fue creciendo un amor cada vez mayor. A él le gustó desde el primer momento en que la vio, y se hicieron amigos enseguida ya que él estaba muy nervioso por ser su primera serie.

Inmediatamente, comenzaron a quedar los fines de semana para ensayar juntos, de manera que los domingos se convirtieron en su día favorito. Cada vez que la veía solo pensaba en besarla, a pesar de no estar seguro si esos eran los pensamientos adecuados.