Rompió su silencio en el libro 'No mi general' y anoche lo contaba todo en 'Salvados'. La capitán del Ejército de Tierra Zaida Cantera, que se encuentra de baja médica desde el año pasado, ha denunciado públicamente el acoso sexual y laboral que sufrió en el Ejército donde trabajó entre 1997 y 2014.

Anuncios
Anuncios

Durante el programa, emitido la noche del domingo en La Sexta, Zaida criticó la desprotección de los militares que se atreven a hacer frente al acoso de sus superiores. "Antes de que todo pasara yo era muy feliz en las Fuerzas Armadas, pero una vez denuncié el acoso me convertí en un problema". La militar aseguró que la sociedad no tiene ni idea de lo que ocurre dentro del Ejército y que aunque vivamos en un país democrático "ahí dentro no hay los mismos valores".

Zaida cuenta su historia en 'Salvados'
Zaida cuenta su historia en 'Salvados'

Para ella, su calvario empezó en 2008, cuando era capitana y la mandaron junto con el coronel José Lezcano-Mujica a una conferencia en Valladolid. Allí, según contó Zaida, el le dijo "serás mi secretaria, como esas de falda corta". A partir de ahí intentó tocarla y agredirla sexualmente, hasta que ella decidió plantarse. Entonces el empezó a acosarla laboralmente y también a amenazarla. Incluso "ordenó que me quemaran una tienda de campaña en la que supuestamente tenía que estar yo y me agredió físicamente.

Anuncios

En este punto, denuncié", contestó a las preguntas de Jordi Évole.

La militar adminitó en el programa, que vieron anoche más de 3'5 millones de espectadores, que aguantó más de lo que debería haber aguantado.

Su historia se recoge en el libro 'No mi general', escrito por la diputada de UPyD Irene Lozano y editado por Plaza Janés. Basado en su historia personal, Zaida Cantera justifica la publicación porque "hay que denunciar a los responsables, porque hay muchos militares honrados dejándose la piel, y hay que diferenciarlos".

El libro relata su experiencia brutal y traumática de ser acosada sexualmente primero, y perseguida laboral, profesional y personalmente, después, a modo de escarmiento, por aquellos que tendrían que haberla protegido.

El agresor, el coronel Lezcano- Mujica, fue condenado por un tribunal militar a 2 años y 10 meses de cárcel, de la que ha salido a finales de febrero de 2015 en libertad condicional.

Haz clic para leer más