Que Justin Bieber se ha convertido en un personaje muy polémico en estos últimos años es algo que nadie puede poner en duda, y es que el joven cantante arrastra un éxito que ni él mismo se esperaba, y esto, naturalmente, ha proporcionado que el comportamiento de Justin deje mucho que desear en estos últimos años. 


Su vida no solamente se reduce a los éxitos que cosecha, y esto se puede ver observando el " ejército" de fans que posee, que se autoproclaman "believers" sino que también está marcada por sombras. Pudimos ver como Justin se enfrentaba a una demanda por lanzar huevos junto a sus compañeros a la casa de un vecino, ocasionado unos destrozos que sumarían una importante suma de dinero. 


Ahora el joven cantante también se enfrenta a una demanda realizada por Abdul Mohar, un chófer de limusina que exige unos 850.000 dólares por haber sido golpeado por el cantante. Según este chófer Justin le golpeó varias veces en la cabeza por negarse a cumplir una petición suya. 


Los hechos ocurrieron en 2013, el chófer explica que el joven cantante le ordenó que subiese la música dentro de la limusina y éste se negó, pues podría distraerle fácilmente en su trabajo y esto podría resultar un hecho muy peligroso para la integridad de las personas que se encontraban en dicha limusina, tras negarse el chófer fue víctima de una agresión siendo golpeado repetidas veces en la cabeza. El conductor afirma que en ese instante pensó que el cantante estaba totalmente demente.



Ahora exige una indemnización de 850.000 dólares dólares y una orden de alejamiento para evitar que el cantante se acerque a menos de 100 metros de él.



Estas acusaciones a pesar de ser tan graves aún no han demostrado ser ciertas con pruebas en los tribunales, pero a pesar de eso, la defensa del cantante aún no ha emitido ningún comunicado, por lo tanto aún debemos esperar para saber como terminará esta historia.



Sea falso o no un hecho parece seguro, y es que la fama fácilmente se puede subir a la cabeza, y aunque estas acusaciones aún no han sido probadas queda una cosa clara, y es que Justin Bieber, sin duda, es una de las celebridades mas polémicas que hay hoy en día en el planeta.