No creemos que llegue la sangre al rio, pero en cuanto el regidor de Telecinco oyó salir las palabras de la boca de Belén Esteban, ya la cadena sabía que la concursante podría estar incurriendo en un delito contra el honor de Ángela Portero, y más concretamente, en un delito de injurias y calumnias.

Según el Código Penal se incurre en calumnia cuando una persona acusa a otra de haber delinquido sabiendo que la acusación es falsa y se incurre en injurias cuando alguien emite una expresión que daña la dignidad de otra persona perjudicando, así, su reputación o atentando contra su propia estima. Pues bien, ambos delitos fueron los que cometió Belén Esteban cuando acusó a Ángela de consumir cocaína.

La pena por estos delitos incluye una multa, a discreción del juez, y podría estar penado incluso con la cárcel. Así, si la calumnia y/o la injuria se difunden con publicidad, por ejemplo en una emisión que están viendo millones de personas, la pena podría incluir un período de prisión comprendido entre 6 meses y 2 años. Quizás esto explica que Telecinco rápidamente censurará el vídeo en el que Belén comentaba a Ares, Israel y Aguasantas el supuesto "vicio" de la Portero.

La cosa no es para broma y ahora entendemos los consejos de Kiko Matamoros nada más salir Ángela de la casa de Guadalix, en los que el colaborador de Sálvame instaba a su amiga y defendida a inspeccionar los vídeos del concurso por si tenía que salir corriendo al juzgado de guardia. La cadena del cinco, entre tanto, ha hecho piña con la Esteban y empiezan a quitarle hierro al asunto pregonando que Gran Hermano es solo un juego y que no debería traer ningún tipo de consecuencias.

Vídeos destacados del día

Sin embargo, podrían preguntarle a Olvido Hormigos las consecuencias del jueguecito de Belén Esteban y su veto al representante de la Hormigos. Vamos que es un juego para unas cosas pero no para otras.

Parece ser que la buena de Ángela, que por eso tiene el apelativo de Sor, está más por la labor de oír las explicaciones de Belén y por el perdón público que por meterse en líos de tribunales, pero según Kiko Hernández, que conoce muy bien a la de Paracuellos, no cree que esta vaya a pedirle perdón y ya le insinuó en "El Debate" del domingo que podría esperar sentada el perdón de la Esteban.

Pues que serio se está poniendo el concurso, aunque Belén Esteban ya fue acusada de acoso a Olvido Hormigos en un tribunal de paripé, la verdad es que viendo la secuencia de vídeos y las consecuencias laborales que le trajeron a la exconcejala, también podría incurrir en un delito real y no figurado. Si lo juntamos con el de las presuntas injurias y calumnias a Ángela Portero, a ver si resulta que con los 780.000 euros que se va a llevar del concurso no va a tener suficiente para cubrir todas las multas derivadas del jueguecito.

Esperemos que no sea así y, como en un buen partido de fútbol, lo que ocurre en el campo se quede en el campo. No hay que olvidar que, como insiste Telecinco, GH VIP se trata de un juego y cualquier disputa resultante de este concurso seguro que se puede solventar con buena voluntad por todas las partes o, si no con algún incentivo económico de por medio.