A dos días para una nueva expulsión en la casa de Gran Hermano VIP la que fuera la Princesa del Pueblo ya abdicada no tiene claro si pedir que la echen de la casa o si intentar salvar su pellejo, al verse cerca del maletín con los 100.000 euros.

La salida de Ylenia, interpretada como un nuevo castigo al grupo que lidera la Esteban, ha sido el último golpe en sufrir la colaboradora televisiva en su periplo en la casa de Guadalix de la Sierra. Sola, con Fede lamentándose por la ausencia de la 'Gordi' y con el resto de la casa deseando que sea la de Paracuellos la que salga el jueves, su situación se ha ido enrareciendo.

Hasta el punto en que Belén se ha pasado todo el fin de semana y las primeras jornadas del lunes barruntándose para sus adentros si quiere seguir en GH VIP, aprovechando que cada vez queda menos y que en un gran final podrían movilizarse sus fans, o si tirar la toalla y pedir que sea ella la expulsada.

Unas dudas que ha hecho públicas dentro de la casa y que ya han sido valoradas por una parte importante de la audiencia de Gran Hermano como la enésima táctica de la Esteban para acabar alegando, en el caso de que sea ella la expulsada en la próxima gala, que si ha salido es porque ella lo pidió, y no porque la audiencia -que ella cree la ama- le haya retirado su amor para siempre.

Sea como fuere, lo cierto es que tanto Fede como Belén están atravesando su semana más silenciosa y alejados de los grandes líos desde que iniciaran su encierro en Guadalix de la Sierra, asumiendo que el control de la casa ha pasado al conocido como 'El eje del bien'.

Vídeos destacados del día

En este contexto, la colaboradora de Sálvame, ha llegado a comentar durante esta semana que cree que la expulsión estará entre ella y Fede, sacando de los candidatos a abandonar el juego a Chari, que se antoja como la gran rival para salir de la casa de la Princesa del Pueblo.

Con menos de 48 horas por delante, Belén parece ser la que encabeza las casas de apuestas para emprender el viaje de vuelta a la realidad. En Twitter ya se habla de un nuevo cambio de última hora para evitarlo como sucediera con Ares. Chari tiembla.