En este domingo de debate, la calma se ha situado en la casa hasta el mediodía. Parecen tener un pacto para no liarla por la mañana, como si un halo de tranquilidad recorriera todas las estancias de Guadalix, pero acercándose la hora del almuerzo, empiezan las hostilidades. Eso sumado a que hoy es uno de los dos días de conexión con la casa de Jordi González, pues hay nervios y necesidad de liar follón.

Sobre las una y media, poco antes de almorzar, la señora Padillo, nuestro Oráculo rubio decide unilateralmente no bailar. Según sus palabras no le sale del potorro, por decirlo algo más fino, de bailar más, que no quiere danzar como Chari.

Y es que con esos celos enfermizos, unidos con el cuerpo de categoría que gasta la señora Lojo, hacen a Ylenia montar en cólera hora si, hora también. Dice que lo único que hace es mover el culo de manera sensual. Ángela le comenta a Coman que necesitan como el comer escenitas de pareja para que la audiencia los deje dentro de la casa de Guadalix, recordemos que están nominados y todo cuenta.

Pasada media hora Ylenia dice que no quiere hacer la prueba, y Santi comenta que ha intentado ayudarla y la rubia le ha contestado muy mal, que no le va a hablar más. Pasada una hora de una llorando, y otros dándole a la sin hueso, entran todas las mozuelas de la edición a la sala de pruebas, Yle incluida.

Chari empieza a organizar un poco el baile y decir como tienen que hacerse las cosas, algo normal, puesto que ella de esto sabe algo. Automáticamente la Teta mira a Belén y le dice en voz alta 'protagonista', aludiendo claramente a la señora Lojo. Se enfada bastante la última rubia en entrar al concurso, y empieza a decirle maleducada mientras Ángela y la Esteban intentan poner paz.

Al final parece que se ponen a bailar, aunque la novia del italiano con muy poca gana. Ylenia se sabe nominada y va a hacer todo lo posible para liar gresca. Con respecto a su tema con Fede, mucho me temo que viviremos otra vez tórridas escenas, y vaivenes emocionales. Recordemos las consecuencias de la última nominación, cuando el agua del jacuzzi se calentó más de la cuenta. Todo vale para el eje del bien.