Es ley de vida, o mejor dicho de Gran Hermano, sólo puede quedar uno. Como si se tratará del excelente film de Russell Mulcahy 'Los inmortales', los concursantes de GH VIP empiezan a afilar las "armas" y a urdir las estrategias para llegar a la final y, si es posible, llevarse el maletín y los laureles de la fama del ganador.

Hasta que Ylenia ha estado morando la casa de Guadalix, el grupo de las "chirlas" se ha mantenido unido. El objetivo, entonces, era desgastar al bando enemigo y con Coman decantándose por el bando chirlista el trio opositor formado por Belén, Ylenia y Fede tenía que ser debilitado. Ahora, sin Ylenia en la casa la única oposición es Belén Esteban ya que Fede no parece contar como alternativa seria para ganar el concurso.

Chari, que ya tiene un doctorado en este concurso y conoce sus más íntimos entresijos, ya se ha dado cuenta y se ha puesto manos a la obra con antelación. Como no hace oídos sordos a los abucheos continuos del público contra Belén y tiene la ventaja de saber cómo están los ánimos contra Belén en el exterior piensa que Belén podría ser la próxima víctima del respetable. Si esto fuera así, ahora lo que toca es empezar a dinamitar el grupo de las "chirlas", y de ellas, la más fuerte y mayor competidora de Chari podría ser Aguasantas.

Así, mientras juega sentimentalmente con Coman y tacha de vago a Fede, ya ha empezado a librar su guerra fraticida contra Santi. La estrategia es maestra y a la vez sutil. Como Chari sabe que todos los "palmeros" e incondicionales de Belén han dado con sus huesos fuera de la casa, lo único que hay que hacer es poner la "bomba" en la intimidad del confesionario, y de forma alevosa denunciar que Santi se ha pasado al "lado oscuro".

Vídeos destacados del día

Para ello, sólo hay que dejar caer que parece ser que Santi ha sentido más la expulsión de Ylenia que la de Ares y, además, que presiente que la gitana se está acercando sentimentalmente a la Esteban. ¡Un golpe perfecto! Bueno, casi perfecto, olvida Chari que esta semana está nominada y que este tipo de maniobras son de las que no gustan al respetable.

El mayor problema es ¡que se le está viendo el plumero! y aunque los porcentajes a día de hoy están a 53.5% y 41.4%, posiblemente en contra de Belén, lo que no sabe Chari es que Telecinco va a hacer todo lo posible y a tirar la casa por la ventana para que se produzca un cambio en la tendencia de los porcentajes.

La verdad, Chari es inteligente, estratega y una maestra del programa pero no cuenta con que está luchando contra la Princesa de Telecinco (que no ya del pueblo) y contra la bien engrasada máquina de Mediaset para romper todos los límites de audiencia posibles.