Estos días hemos podido ser testigos de un escándalo del compañero de Shakira con el cuerpo de policía. El resultado de la disputa le ha salido caro al chaval, que ha sido condenado por la ley a pagar una multa de nada más y nada menos que 10.500 euros, ya que se dedicó a insultar despectiva y agresivamente a dos agentes de la Guardia Urbana después de que multasen a su hermano por aparcar mal su automóvil. Parece ser que sacó su vena más chabacana.

En el juicio de instucción que tuvo lugar de mano de la jueza María Asunción González debido a los acontecimientos anteriormente relatados, se le reprocharon las increpaciones que realizó a dichos agentes en el preciso instante en que los mismos iban a multar a su hermano el 13 de octubre del año pasado durante la madrugada.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Aunque la fiscal solicitó que la multa se quedara en 900 euros, se consideró la privilegiada situación económica de la que goza el futbolista del Barcelona, por lo que finalmente se le impuso la cuantía de 10.500.

Aunque para nosotros es una cantidad muy grande de dinero, no debe pensar lo mismo Gerard, ya que percibe al año un salario que no se queda por debajo de los 6 millones de euros ni por asomo. Como se ha podido comprobar en la sentencia que ha dictado la jueza, si este no abona la cantidad voluntariamente durante el plazo de 7 días desde que el fallo sea firme, tendrá como resultado la privación de un día de libertad por cada dos cuotas que no sean abonadas.

A pesar de los avisos, no creemos que sea ningún problema para el chico de Shakira, ya que esa cantidad la gana con tal solo pestañear. Menos mal que ha encontrado en Shakira y sus hijos un gran apoyo, y así lo muestra diciendo que son lo más importante que existe en su vida, y no pierde ocasión para dedicarles cualquier gol que marque.

Vídeos destacados del día

Ellos no descartan ampliar aún más la familia, y es que ya han asegurado en más de una ocasión que les gustan los niños.

Nosotros, de momento, nos conformamos con que los niños salgan con un poco más de educación hacia los Cuerpos de Seguridad, aunque ya se irá viendo.