"Connection Lost" (Conexión Perdida), el último capítulo de Modern Family (25 febrero) se grabó completamente con productos Apple. El episodio es espectacular: tiene lugar en el escritorio de Claire, (sí, en el del ordenador, MacBook Pro) mientras se comunica con toda la familia a través de FaceTime, Chat, etc.

El editor de la serie (Toni Orcena), que tiene una experiencia y habilidad enormes, ha reconocido que había subestimado la dificultad técnica a la que se enfrentaba con las complejidades del capítulo. De todas formas, lo ha conseguido.

El escritorio y todas las aplicaciones (como FaceTime, Facebook, etc.) fueron creadas con animaciones digitales y las tomas de cámara de los actores fueron grabadas completamente con iPhones, iPads y un Macbook Pro.

Al principio, la idea era que los actores sostuvieran ellos mismos los aparatos, pero se hizo tan problemático actuar al tiempo que se grababan cuidando la fotografía, que al final se decidió que el cámara sujetara el dispositivo y el actor sujetara el brazo del cámara para dar la impresión de que sostenía él el aparato.

Pero lo más complicado venía después. Claire está en la pantalla todo el episodio y Orcena explicó que el reto era encontrar una forma de cambiar de escena sin que la audiencia tuviera que percibir una edición. La manera más fácil de hacerlo era a través de los movimientos de cámara pero estos tienen que estar justificados por la historia.

Otra manera de hacerlo sería usar un bloqueo informático o congelar la pantalla y saltar a la siguiente toma. También podría "metamorfosearse" una toma en otra.

Vídeos destacados del día

La postproducción se consiguió con el sistema de Avid Media Composer y con Adobe After Effects.

Las grabaciones se hicieron usando el sistema de compresión H.264 pero por incompatibilidades de ambos softwares decidieron convertirlo a Apple Pro Res. Orcena dice que el episodio fue grabado en otoño y que ellos lo entregaron en el último segundo posible. Los artistas de las animaciones fueron John Brown y Olney Atwell.