Últimamente se han desatado los rumores sobre la que podría ser la gran reconciliación entre los actores Miguel Ángel Silvestre y Blanca Suárez que se mostraba muy abierta al amor, asegurando que jamás han estado cerradas las puertas de su corazón. No obstante, tras las habladurías a las que dichas palabras dieron pie, ella afirmó rápidamente que cualquier posibilidad de reconciliación con su ex queda totalmente descartada, tal y como ha confesado a Europa Press.

Como ella muy bien ha asegurado, él ya tiene su propia vida por su lado, y ella la suya por el suyo, y punto. Por lo tanto, ya tenemos claro que el futuro sentimental de ambos no volverá a cruzarse en el mismo camino, al menos de momento, ya que nunca se sabe… Aunque se encuentra abierta al amor, Blanca comenta que no se trata de buscarlo incondicionalmente, y que esas cosas simplemente llegan cuando tienen que llegar, solas y en el momento más adecuado de la vida de cada uno.

No hace mucho que rompió con su última pareja, Dani Martín, pero ella sigue con la misma ilusión del primer día y espera poder encontrar al gran amor de su vida y volver a sentir mariposas en el estómago. También se aprovechó la ocasión para preguntar a la protagonista de "Perdiendo el Norte" acerca del sonado caso de Ana Allen, anécdota que la sorprendió mucho y de la que aseguró que jamás seguiría los mismos pasos, ya que no es necesario mentir porque las cosas, tarde o temprano, se terminan sabiendo, y luego es peor.

La muchacha procura siempre mantener una buena relación con sus antiguas parejas, y por esa misma razón pudimos verla junto a Silvestre en una ocasión, justo lo suficiente para que saltasen las alarmas sobre su posible reconciliación. Su listón no es precisamente bajo, y es que cuando le preguntan cuál es su chico ideal, ella lo tiene muy claro: Brad Pitt.

Vídeos destacados del día

Además, quien esté con ella tendrá que tener un gran sentido del humor y que le permita tener su propio espacio tanto en su vida personal como profesional, ¡ahí nada!