En tiempos de estrenos y producciones casi masivas de Series, no todo iba a ser original, además de las adaptaciones de libros o cómics, las de series de distintos países están a la orden del día. Una de las primeras potencias en producción como es Estados Unidos, suma una nueva adaptación a sus canales desde la Televisión británica: Black Mirror del Channel 4. La serie de culto británica no tan conocida en nuestro país, trata en forma de capítulos independientes y de una forma distópica la decadencia de una sociedad futura prisionera de la tecnología.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Aunque no se conocen muchos más datos para versión americana, sí se pretende guardar la esencia de la original. Black Mirror no es la única del Channel 4 que se versionará, ya que hace unos meses también conocimos que Utopía también lo sería para la HBO.

Otras adaptaciones de EE.UU

Estas no son las únicas series británicas, y es que son bastantes las que Estados Unidos se ha agenciado con mayor o menor éxito. Por ejemplo, House of Cards (Netflix), que recientemente ha estrenado su tercera temporada, está basada en la británica de la BBC.

La británica contó con tres temporadas de 4 episodios cada una y en la nueva aún no se sabe cuando acabará. Además, cuentan con numerosas diferencias entre personajes tanto principales como secundarios. 

Lo mismo pasa con la "drama-comedia" Shamless, también del Channel 4, y en este caso las diferencias brillan por su ausencia ya que la versión americana llega a copiar diálogos palabra por palabra, coma por coma. Muy sutil todo.

Seguimos con Skins, de la que también se dijo en su día que Física o Química (Antena 3) se había inspirado en este drama adolescente. El caso es que en la versión americana que llegó de la mano de la MTV fue la peor versión que pudieron hacer. Además de copiar sin tapujos los primeros capítulos rebajaron los niveles de alcohol, drogas y desenfreno, seña de identidad de los originales de Bristol y necesario para el transcurso de la trama en algunos personajes. Fracaso absoluto. De hecho solo duró una temporada, frente a las siete que duró la original.

Otro ejemplo y este de los más conocidos es el de The office. Aquí la historia cambia, y la versión americana logró todo lo contrario que las versiones de Skins o  Shamless.

Vídeos destacados del día

Exitazo, contando que la americana terminó sin su personaje principal, Steve Carrell, y aguantó nueve temporadas. La original estuvo en pantalla por dos temporadas.

Otro fracaso en cuanto a adaptaciones americanas fue Life on Mars, (ABC) que no pasó ni de la primera temporada. Queer as folk también pasó sin pena ni gloria en su adaptación al contrario que la original que fue toda una revolución en Reino Unido.

Veremos que ocurre con Black Mirror o Utopía. Pero debido a su temática todo apunta a otra copia directa de las originales aunque debido a que son series poco conocidas, puede que sean un bombazo en las pantallas. Seguiremos informando.