Si este lunes, 9 de marzo, Telecinco, con su miniserie Los nuestros, le ganó la batalla a Antena 3 en el prime time, este martes, 10 de marzo, la cadena privada propiedad de Atresmedia Corporación se vengó gracias a su exitosa serie policíaca Bajo sospecha.

El cuarto capítulo de esta ficción, dirigida por Silvia Quer y Jorge Sánchez Cabezudo y basada en una idea original de Ramón Campos y Gema R. Neira, lideró el horario de máxima audiencia cosechando un fantástico 18,7% de share con un poco más de 3,5 millones de espectadores (3.526.000) frente a la semifinal de 'Levántate' de Telecinco (18,1% y 2.383.000 seguidores).

A pesar de los buenos datos de audiencia, la serie producida por Atresmedia, en colaboración con Bambú Producciones, baja 2,7 puntos y 421.000 espectadores respecto a la semana pasada.

Cuarto capítulo de 'Bajo sospecha' (advertimos que a continuación se incluyen spoilers).

  • Óscar, novio de Emi Vega Castro e hijo del policía Vidal, es detenido por vender droga, la misma que Eduardo Castro guardaba en la cabaña (tal y como se explicó en el tercer capítulo).
  • Víctor invita a Inés a cenar a su casa como parte de un plan estudiado para sacarle información mientras intenta seducirla.
  • La policía científica consigue una grabación inédita de la comunión de Alicia. Víctor y Laura son los primeros en ver el video. En él, se puede ver cómo alguien arrastra a Alicia…¿Quién será el sospechoso?
  • El comisario Casas reúne a toda la familia y les enseña tanto el vídeo como las primeras declaraciones que hicieron tras la desaparición de la pequeña Alicia Vega. Así, les demuestra que más de uno mintió ese día y que todos, o casi todos, ocultan algo.
  • Laura encuentra a Carmen Castro desmayada en el suelo en la casa de esta última por una sobredosis de pastillas. Tras el pequeño susto, Carmen le revela a Laura que ya sabe quién es la mujer de las mariposas, amante de su marido y persona a la que su hija quería matar (según escribió la pequeña en su diario): Begoña, su cuñada. Sin embargo, Carmen no solo le confiesa este hallazgo a Laura, también a su hermano Eduardo e incluso a Roberto Vega, su marido.
  • Carmen y Eduardo, gracias a la ayuda del pequeño Pablo, se dan cuenta de que en la casa han escondido micrófonos y deciden acudir al comisario para poner una denuncia. Casas chantajea al policía Vidal (conocedor de que su jefe es el culpable de ese acto ilegal) para que solucione el problema sin armar escándalo.
  • Fede, ex de Inés, se suma a la lista de sospechosos responsables de la desaparición de Alicia Vega. Toda la familia se pensaba que durante la comunión él estaba en Brasil pero eso no era cierto.
  • El abuelo de Alicia confiesa: "Me pidieron 70.000 euros por el rescate".
  • Carmen recoge del colegio a Nuria, su sobrina. Esta idea no le hace mucha gracia a la madre de la niña, Begoña, pues cree que estando a solas su hija le puede revelar algo sobre Alicia. No va desencaminada pues el capítulo acaba con una pregunta de Carmen a la pequeña en la cabaña del guardabosques: ¿Tú sabes quién secuestró a Alicia, verdad? La menor, con miedo, asiente.
¿Desvelará la pequeña Nuria los secretos que ha mantenido ocultos todo este tiempo? Habrá que esperar al quinto capítulo de Bajo sospecha, que se emitirá el próximo martes, 17 de marzo, para averiguarlo.