La hija de Whitney Houston se encuentra aún en estado de coma después de un largo tiempo ya desde que se la encontrara en la bañera de su casa, totalmente inconsciente, el pasado mes de enero. La muchacha, de 21 años de edad, ha sido trasladada a un centro de rehabilitación próximo en la zona, según han informado distintos medios de comunicación como NBC y CNN gracias a declaraciones realizadas por la familia.

De esta manera, actualmente ya ha abandonado el Hospital Universitario Emory, en el Estado de Georgia.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

No obstante, si bien la evolución se ha producido en cuanto al empeño de someter a Bobbi a nuevos tratamientos para no perder la fe en una repentina recuperación, no se presenta ningún tipo de evolución en lo que a su estado de salud respecta.

Una historia muy confusa en la que ya no se sabe, después de todo lo que se ha escuchado, cuál es la verdadera intención de la familia y qué pretenden de la joven.

De momento, y según ha declarado oficialmente el portal de noticias "RadarOnline", el traslado de Bobbi Kristina ha estado motivado fundamentalmente por las políticas que así tiene establecida el hospital.

Recordemos que hace más de un mes se pensaba que el empeño por mantener a la chica con vida era para que su muerte coincidiera con la de su madre, quien falleció en febrero de 2012 tras ser hallada muerta en el Hotel Beberly Hilton, en la ciudad de Los Ángeles, justo antes de que tuviera lugar la entrega de los Grammy.

De momento, se trata de continuar con los cuidados de la chica para poder lograr una hipotética evolución, ya que la familia aún ve esperanzas.

Vídeos destacados del día

Muchos son los que se han quejado, ya que aseguran que de esta manera se les quita la opción a otros enfermos… Ante la falta de recuperación de Bobbi, los médicos consideran que podría tratarse de una pérdida de tiempo que evita salvar la vida de otras personas.

La lucha por la vida de Bobbi Kristina se ha convertido en toda una historia digna de novela. Mientras algunos tratan de lucrarse a toda costa, parece ser que otros realmente quieren lo mejor para la muchacha.