La cantante Ariana Grande se encuentra en pleno comienzo de "The Honeymoon", su gran gira de Conciertos por Estados Unidos. Promete grandes dosis de espectáculo y entretenimiento; sin embargo, una cosa está clara de antemano: la prensa no podrá hacer su aparición en ningún momento a lo largo del tour. Ella afirma que la decisión se ha tomado porque quiere que se produzca un encuentro muy íntimo con todos sus fans, y su equipo de trabajo estará sometido bajo la misma medida, según ha informado Esmas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

A fecha de hoy, solo ha dado algunas de las fechas del tour, y la cantante no ha permitido en ningún momento la presencia de reporteros para evitar que realicen cualquier tipo de crítica sobre su espectáculo.

A pesar de todas las medidas que se han tomado, Ariana no se ha librado de los ataques, y tanto es así que ya hay algunos que afirman que el trabajo más duro se le ha asignado a los coristas, librándole a ella del mismo.

De momento, ya ha podido sufrir algún que otro contratiempo, por lo que el problema de la presencia de prensa o la aparición de críticas quizás no sean en estos momentos el asunto más importante a tratar por la diva. Uno de los mayores problemas se produjo cuando, durante el arranque de su gira en Kansas, una de las estructuras de madera del escenario cedió y se vino abajo en mitad del show. Parece ser que el infortunio fue bastante importante, ya que la artista ha asegurado que estuvo a punto de morir.

No le falta razón a Antena 3 cuando asegura que la cantante tiene más leyes que un abogado.

Vídeos destacados del día

Toda una excentricidad de estos famosos de Hollywood que ya no saben qué pedir ni cómo destacar, dejando claro lo grande que le queda la fama. Ella ahora ha conseguido ganarse más enemigos, y únicamente serán sus fans los que podrán disfrutar del espectáculo que contará con grandes dosis de confeti, bailarines y fuegos artificiales. A partir de este momento, los fans tendrán una nueva tarea: ser los propios críticos de esta "pequeña niña consentida". ¿Miedo a ser evaluada por los grandes profesionales?