Ariana Grande no está teniendo toda la buena suerte con la que le gustaría contar durante su primera gira mundial, Honeymoon Tour. La cantante y actriz de estados unidos siempre recordará esta experiencia como una con una serie de tropiezos e incidentes que le han causado más de un susto importante.

Lo peor que le había pasado hasta ahora tuvo lugar en la ciudad canadiense de Toronto, el pasado domingo 8 de marzo. Ese día, se dispuso a ofrecer un concierto a sus fans con el que pretendía que tanto todos ellos como ella misma disfrutasen al máximo de la jornada.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Sin embargo, mientras interpretaba su tema "Bang bang", sufrió una caída por culpa de un resbalón que tuvo cuando corría hacia la parte de atrás del escenario, que contaba con un suelo bastante traicionero.

¿El desenlace? La joven estadounidense, de 21 años, se comportó como toda una profesional y se levantó del suelo con toda la naturalidad del mundo, ayudada por uno de los bailarines que la rodeaban, y continuó deleitando a sus espectadores como si nada hubiese pasado. Así, el percance no tuvo mayores consecuencias y Ariana no se lesionó.

Pero esta no ha sido la única mala experiencia a la que se ha enfrentado la cantante y actriz, ya que el concierto que tuvo lugar en Houston la semana pasada, también perteneciente a su Honeymoon Tour, tampoco se libró de su lado malo. Aunque eso sí: esta vez el problema no se produjo en los escenarios, sino, ¡en el avión en el que viajaba junto a su equipo!

En pleno vuelo, el avión que llevaba a Ariana Grande y a Alfredo Flores, además de otros miembros del equipo, tuvo un descenso medianamente brusco que obligó a sus pasajeros a abrocharse los cinturones y ponerse las mascarillas de oxígeno.

Vídeos destacados del día

Una vez más, Ariana se tomó el momento con calma e, incluso, con humor, para calma de sus compañeros. Así fue, al menos, como lo relató Alfredo Flores, íntimo amigo de Justin Bieber y quien ayuda a la estadounidense en su gira.

Flores fue el encargado de inmortalizar el momento y compartirlo en las redes sociales. En esa imagen, claramente se ve a la artista bastante tranquila y tomándose la experiencia con mucha pausa y filosofía. Por supuesto, igual que en otros aspectos no, todo un ejemplo a seguir. Ahora, nos preguntamos si éste será el último incidente que sufra la joven o si esta gira seguirá estando un poco gafada como hasta ahora.