Bajo sospecha se ha convertido en el arma secreta y el antídoto de Antena 3 para intentar silenciar a La Voz de Telecinco. En el mismo momento en que Mediaset anunciaba la emisión de la nueva edición del concurso musical, A3media ha contratacado con Bajo sospecha.

La serie de intriga con Yon González y Blanca Romero como policías infiltrados en un pueblo imaginario para resolver el secuestro y asesinato de una niña se había convertido en la estrella de los martes y, aunque podría coincidir con la emisión de la Champions, en algunos momentos ha llegado a hacerle sombra al fútbol. Esta semana, sin ir más lejos, y con los penaltis del Atlético de Madrid como competidor en la 1, ha conseguido un seguimiento de más de 3 millones largos de espectadores.

¿Ataque o suicidio? ¿Podrá Bajo sospecha con la remozada Voz? En esta ocasión, el reclamo de La Voz se llama Alejandro Sanz, que junto con Malú, Antonio Orozco y Laura Pausini lideraran cuatro grupos de voces frescas y excepcionales para intentar ganar el concurso.

El movimiento de Antena 3 trae un gran número de consecuencia. La primera es que manda a su reality Casados a primera vista al prime time de los martes y, como ya decíamos, no es una buena idea, pues ya se sabe que “en martes ni te cases ni te embarques” y además, algunos días tendrá que competir con el fútbol y ya sabemos que el deporte rey suele ser uno de los grandes enemigos de los matrimonios.

Otro afectado por este terremoto televisivo en busca de la audiencia puede ser TVE. Su excelente programa El Ministerio del Tiempo puede sufrir los efectos colaterales de la lucha mediática entre A3media y Mediaset. Ahora que estaba empezando a despuntar, con casi 3 millones de televidentes, la competencia de estos dos monstruos televisivos le pueden asestar la estocada final.

A todo esto, los verdaderos interesados, los telespectadores, tenemos que vivir ajenos a la partida de ajedrez librada entre las dos cadenas privadas más importantes del país y tendremos que cambiar nuestros hábitos y costumbres o agenciarnos un buen grabador de DVD y/o una buena conexión a internet para poder disfrutar de toda la oferta televisiva, y eso que dicen que el lunes es el peor día de la semana.

La guerra está servida y en menos de una semana sabremos quién es el ganador. Ahora, toca decidir si queremos poner un poco de misterio e intriga en nuestras vidas, o si por el contrario, preferimos pasar la noche de los lunes escuchando a nuevas promesas de la canción.

Además, las estrategias de las cadenas también serán importantes, las luchas por los tiempos de la publicidad o la hora de finalización de los programas pueden marcar las diferencias y la elección de los telespectadores, ¡bonita batalla! Veremos si Antena 3 manda callar a Telecinco o si esta última hace que nos preguntemos si la serie de policías está bajo sospecha de ser otra vez cambiada de día de emisión.