Anna Allen es una actriz española reconocida por su papel de Marta Altamira, la novia de Toni Alcántara en la mítica serie de TVE llamada 'Cuéntame', pero el pasado sábado 28 de febrero de 2015 todo cambió tras las publicaciones emitidas por el periódico 'El Mundo' donde demostraban el currículo falso de la actriz española.

En los días previos a la ceremonia de los Premios Oscar de Hollywood, Anna Allen fue entrevistada por 'El Mundo' y la revista 'Hola' debido a su cierta repercusión y por ser uno de los pocos españoles invitados al mayor evento cinematográfico del mundo.

Según declaraciones realizadas por la propia actriz iba a acompañar al equipo de Ben Affleck en la película 'Perdida'. Pero todo era mentira.

A pesar que el diario 'El Mundo' realizó una entrevista previa a los Oscar, el 28 de febrero de 2015, y tras la gala, publicó en su edición impresa fotografías distribuidas por Anna Allen en la alfombra roja, la 'Red Carpet'. Fue a partir de este momento cuando se descubrió la verdad sobre la actriz española: nunca estuvo en los Oscar ni tampoco se codeó con estrellas del Cine y de la televisión americanos, simplemente era todo una farsa montado con Photoshop.

Anna Allen vendió su exitosa carrera en Hollywood en entrevistas y apariciones en programas de televisión como es el caso de 'Pasapalabra', así como en sus redes sociales. Pero su currículo en la ciudad del cine era falso: nunca ha trabajado con Julia Roberts en The normal heart ni tampoco ha participado en ningún episodio de la serie Big Bang Theory (pese a la fotografía que subió a su perfil de Instagram con todo el equipo de actores, simplemente era un montaje).

Además, Anna Allen tampoco compartió minutos de rodaje con Matt Bomer en la serie White collar (tal y como indicaba una fotografía publicada en una de sus redes sociales, sino que era la Melissa George la que aparecía junto al actor).

Anna Allen citaba en sus redes sociales asesores de éxito, como por ejemplo Shawn Sachs, e incluso llegó a decir que iba a participar en una serie de la cadena BBC junto a Jonny Lee Miller. La realidad es que la fotografía estaba modificada y el actor iba a trabajar con Romola Garai.

Anna Allen, obviamente, no estuvo presente en la gala de los Oscar. Pese a ello, horas antes de la ceremonia publicó una fotografía donde se podía ver la invitación al evento, una fotografía que la cogió de la cuenta de la actriz Lupita Nyong'o, quien llevó un vestido joya de Calvin Klein.

Por último, el mal uso del Photoshop, el nivel bajo de inglés y las maquetaciones tan básicas fueron sus principales errores para que saliera todo a la luz. Además, la gran mayoría de entrevistas no estaban publicadas en la red, únicamente en la agencia que ella misma dirigía. Ahora se conoce la verdadera carrera de Anna Allen durante el último año y medio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más