Según han informado varios medios entre ellos 20 minutos, la celébrity Angelina Jolie ha reconocido este pasado martes que fue sometida a una operación de extirpación de ovarios ante los resultados de unos análisis que alarmaban sobre las grande posibilidades de que pudiera parecer cáncer.

Jolie eligió el New York Times para hacer pública la noticia con declaraciones como "No voy a poder tener más hijos y espero algunos cambios físicos" la famosa Celebrity también se mostró esperanzadora señalando "Pero no me preocupa lo que vendrá, no por que yo sea fuerte sino por que esto es parte de la vida .No hay nada que temer."

Cierto es que Angelina ya sabía que tenia altas probabilidades de sufrir cáncer, sin ir más lejos su madre y su abuela murieron a causa de eso, de ahí viene que ya casi hace media década comenzara con un tratamiento para prevenirlo, aunque fue hace escasos días cuando mediante un análisis de sangre se comprobó científicamente que si existían altas posibilidades de que un cáncer se manifestase en ella.

"Mis médicos me recomendaron que me sometiera a una cirugía preventiva una década antes, más o menos, de la edad en la que el cáncer apareció en mis familiares. A mi madre le diagnosticaron el cáncer de ovario a los 49 años. Yo tengo 39" señaló respecto al tema.

La "Tomb Raider" explicó que en dichos análisis los médicos le habían detectado una mutación en el gen BCRA 1, esta mutación aumentaba alarmantemente las posibilidades de parecer cáncer de mama en un 87%, y cáncer de ovarios en un 50%, por suerte Angelian ya se opero de las mamas hace dos años aconsejada por sus médicos, también cabe decir que su madre y abuela lamentablemente murieron a causa de este mal.

Jolie cerro sus declaraciones afirmando de manera emotiva y valiente "Me siento femenina y segura de las decisiones que estoy tomando por mí y mi familia.

Vídeos destacados del día

Sé que mis hijos nunca tendrán que decir que mi madre murió de cáncer de ovarios".

"Mis médicos me recomendaron que me sometiera a una cirugía preventiva una década antes, más o menos, de la edad en la que el cáncer apareció en mis familiares. A mi madre le diagnosticaron el cáncer de ovario a los 49 años. Yo tengo 39".