Tras un fin de semana movidito en el que la fiesta y los celos se han servido a partes iguales entre los habitantes de la casa de Pirque, los participantes de Amor a prueba siguen luchando por sus respectivos amores... y por superar las pruebas de competencia.

En el primer apartado, el momento más candente de las últimas horas se ha vivido con la entrada a la casa de la esteticista María Angélica Contreras. Su entrada iba apareada de una nueva actividad que no consistiría en otra cosa que en elegir a una pareja a la que realizar un sensual masaje.

Si bien algunos no dudaron es escoger a su pareja, aprovechando este momento para limar asperezas y acercarse un poco más a sus amores, otros versos sueltos optaron por seguir su corazón más allá de las consecuencias, como sucedió con Leandro.

Y es que el nuevo y repescado inquilino de Amor a Prueba no dudó un segundo en elegir a Julia para realizarle un masaje de los más sensual, para colmo de Aylén no pudo hacer nada más que quedarse mirando y provocar más tarde un alejamiento de su jote.

Julia, que ha decidido poner fin a su relación con Michael, se siente libre y quiere recuperar el tiempo 'perdido' con su chico. Mientras trata de acercarse a otros fuegos, él le buscará y le hará sentir que todavía queda algo dentro de ellos que los obliga a juntarse de nuevo.

Algo que no sucederá a buen seguro entre otros de los concursantes de Amor a Prueba como es el caso de la brasilera Michelle, con Oriana y Aylén. Estas dos últimas no pueden ni ver a la modelo y así se lo hacen saber provocándola mientras esta trata de bailar y ve como Oriana y Aylén hacen sonar una trompeta haciendo mofa de ella.

Vídeos destacados del día

En cuanto a la prueba semanal, ya conocemos los dos tríos que se medirán en busca de la continuidad en la casa. La nueva competencia enfrentará a los tríos de Adriana, Pilar y Eduardo; y de Mila, Liz y Junior.

Mientras los tres primeros serán los perdedores, obligando a disolver el trío, los tres últimos lograrán quedarse unidos, al menos, una semana más.