Adriana Barrientos es una de las personas que han generado más polémica a lo largo de la emisión del Reality show Amor a prueba. Sus constantes discusiones con Luli y su perversidad a la hora de dejar caer comentarios hacia la gente que le cae mal han generado muchas discusiones dentro de la casa, pero también ha sido la protagonista de momentos muy divertidos y que han causado mucha risa en el nido.

Anuncios
Anuncios

En más de una ocasión ha sido jote de Eduardo, quien está con Pilar. La pareja de Dudú ha sentido celos en muchas situaciones porque oía que Adriana decía que él era como su hermano pero veía que se acercaba más de lo normal y que andaba provocando en algunos momentos. La vez anterior que ella fue jote no pasó nada extraño, la pareja consiguió arreglar sus diferencias. Pero esta vez han surgido ciertos sentimientos...

Anuncios

Mientras Pilar tenía que pasar la noche en el búnker, Adriana decidió darlo todo con Eduardo. En la actividad, ambos se dieron varios besos largos y apasionados que dejaron al resto de participantes sin poder creer lo que estaban viendo. Tras el ejercicio los dos estaban muy unidos e intercambiaron caricias en la cama. Pilar no podía creer lo que le contaban y decidió no dirigirle la palabra a su hasta ahora pareja.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Después de dos o tres días, Eduardo se dio cuenta de que quería verdaderamente a Pilar y le pidió disculpas mientras lloraba desconsoladamente. Ella lo perdonó.

Antes de conversar con su pareja, zanjó el tema con Adriana y ella le confesó que se había dado cuenta de que no lo quería solo como amigo. La atracción física era innegable y, después de vivir los momentos que compartieron la noche anterior, ella lo miraba con otros ojos.

Eduardo también se había dado cuenta de que no era una simple amistad, pero ahora estaba bien con Pilar y quería seguir con su relación. Aunque no se llevaba bien con su contrincante, Adriana sabía que su amigo estaba enamorado de ella y tenía que asumir la derrota. Los momentos de diversión a veces desencadenan en situaciones que podríamos habernos ahorrado...

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más