Es cada vez más la gente que ha sucumbido a los encantos de las Galerías Velvet y se ha enganchado a la serie a lo largo de estas dos temporadas. Ayer se televisó el último capítulo de la segunda temporadas, y al final se avanzó todo lo que iba a suceder en la tercera. Una gran cantidad de cosas interesantes nos esperan a la vuelta de la serie, la que estamos deseando que no tarde mucho en emitirse.

El capítulo de ayer nos dio nuevas esperanzas para creer en las nuevas parejas que se estaban formando entre los protagonistas de las galerías, y la mayoría esta vez por amor y no por intereses. Las relaciones entre Enrique y Bárbara, Cristina y Alberto, etc. fueron solo por negocios,y los hombres buscaron su vía de escape con otras mujeres, con las que intimaron siendo infieles a sus parejas (Enrique con Patricia, hermana de Alberto, y Alberto con Sara, una noche en la que Ana lo rechazó).

Pedro por fin dio el gran paso de soltar todo lo que llevaba dentro y decirle a Rita que era la mujer de su vida. Sin duda, estos forman la pareja más tierna y más habladora de la serie. Después de varios impedimentos durante el camino al pueblo, consiguieron llegar a tiempo para la boda y Rita tuvo la boda con la que siempre había soñado, con Pedro

Ana y Clara acudieron a la boda, alegres por sus amigas pero afectadas por la reciente ruptura de la diseñadora con Carlos, porque no lo quería y seguía enamorada de Alberto, y Clara con Mateo, porque pensaba que había jugado con ella. Cuando la fiesta se estaba acabando y ellas estaban soñando con ser las protagonistas de una película romántica, Mateo y Alberto aparecieron por la puerta para recuperarlas. Ana y Alberto por fin estaban  libres y dispuestos a estar con la persona con la que de verdad querían. Clara no opuso mucha resistencia a perdonar a Mateo, pero no sabemos cómo reaccionará cuando se dé cuenta de que Bárbara, su eterna enemiga, está viviendo en su casa...

Por otra parte, Esteban Márquez aprovechó la confianza de Blanca para acercarse a los diseños de de la Riva y robarlos cuando ella no se dio cuenta. En la tercera temporada veremos que ocurre un problema con la falta de estos modelos y Philipp Ray (el nombre que Ana usa para encubrir sus diseños) le echa una mano a las Galerías Velvet. ¡No os lo perdáis! 

Haz clic para leer más