Todo sucedió hace unos días en Madrid, en la embajada de EEUU, donde se celebró el lanzamiento de “Harper’s Bazaar”, una revista de moda que fue fundada en Estados Unidos en 1867 y que a partir del próximo mes de marzo se editará por Hearst Magazines España. Fue el embajador de Estados Unidos en España, James Costos, junto a Michael S. Smith, pareja de él y decorador  de interiores de éxito, quienes decidieron celebrar la última fiesta del invierno en su propia residencia. Famosos como Paco León, Boris Izaguirre, Vanesa Lorenzo, David Delfín, Javier Soto, Marina San José o Pablo Rivero, entre otros muchos, estuvieron allí.

No pudo faltar a este importante evento la familia Thyssen, que tras su asistencia a la inauguración de la exposición en el Museo Thyssen-Bornemisza, se volvió a mostrar, como siempre y una vez más, de lo más unida a pesar de las dificultades.

Se han convertido en la envidia de todos desde que hicieron las paces Carmen Cervera y su hijo, y dejasen los juzgados atrás por las graves acusaciones de robo que se formularon, volviendo a ser una de las familias más unidas del mundo mediático.

De esta manera, no es de extrañar que pudiésemos verles posando muy juntos y sonrientes para los medios en todo momento, al término de la fiesta mientras abandonaban la residencia de James. Y son muchos los rumores que han saltado sobre la posibilidad de que todos decidiesen cambiar su residencia a dos casas de lujo en Andorra tras la venta de la mansión que la baronesa tiene en Suiza y que lleva por nombre Villa Favorita.

Y como en toda fiesta que se precie, el evento se convirtió en toda una pasarela de moda donde pudimos ver los grandes looks de los invitados de la noche.

Vídeos destacados del día

Junto a la familia Thyssen, también pudimos ver a invitados como Sara Carbonero, que eligió para la ocasión un discreto pantalón que combinó con una chaqueta con raya diplomática; tampoco faltó Cósima Ramírez, que eligió uno de los llamativos diseños de Agatha Ruíz de la Prada; Juana Costa tampoco se lo perdió, al igual que Naty Abascal, que acudió muy elegante para la ocasión.