Esta edición de "Quien quiere casarse con mi hijo" está dando mucho que hablar, pues todo indica a que los participantes de este año buscan más la fama que encontrar el amor. Primero salió la noticia de que Markus, también conocido como Daniel, el gallego que trabaja como modelo y buscaba una novia explosiva, es en realidad gay.

Anuncios
Anuncios

Parece que el chico engañó al programa (o no), haciendo creer que buscaba el amor en una chica, cuando en realidad tiene pareja desde hace tiempo; según las declaraciones de una amiga de Markus, Cristina Rapado, el modelo ha hecho esto para conseguir fama y bolos con los que lucrarse.

Tras esta gran decepción, están saliendo a la palestra algunas más. Esta vez se trata de Rafa, el multimillonario marbellí dueño de varias empresas. Por lo que hemos podido ver hasta ahora, a pesar de sus excentricidades, parecía un chico sincero, pero puede que no lo sea tanto.

Rafa, el concursante millonario del programa
Rafa, el concursante millonario del programa

Hace poco hemos podido ver en las redes sociales unas fotografías en las que Rafa aparecía celebrando el año nuevo en París con su actual novia, una chica llamada Rocío, de Málaga. Dado que el Reality se grabó en agosto, podemos pensar que el amor surgió más tarde, pero han aparecido más fotos de la pareja en junio, cuando aún no había comenzado, por lo que todo indica que Rafa también engañó al programa y los telespectadores.

Lo que no sabemos es si todo es un montaje de la cadena, preparando todo para conseguir un programa con más audiencia, pues es bastante sospechoso que algunas de las pretendientas ya hubieran salido en otros programas antes.

Anuncios

Por ejemplo, Sara, pretendienta de Markus, ya había aparecido en el dating show de Cuatro "Elígeme" y Pilar, pretendienta de Rafa, era reportera en el programa "El quinto poder". Por otra parte, Claudia, que también fue a conquistar a Rafa, ha sido portada de Interviú y concedido una entrevista en la que afirma que las chicas hacen el casting pero no saben por quién van a entrar, y es más tarde cuando les enseñan una fotografía de la persona a la que tienen que conquistar.



Haz clic para leer más