El paso de Kiko Rivera por la casa de Gran Hermano VIP ha concluido con más pena que gloria tras dos semanas de estancia. El chico dice sentirse asfixiado, cosa que no es de extrañar, dado que en 14 días, lo único que ha hecho ha sido comer y vaguear. Es comprensible que ahora le cueste respirar. No obstante, la polémica ha saltado a la palestra, ya que este fornido hombretón no ha perdido el tiempo y asegura que no hubo ningún tipo de pacto con la productora y que pagará la penalización.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Sale por propia voluntad.

Todo huele muy raro, y en el mundo de la exclusiva y el “famoseo casposo”, es bueno el dicho de que “cuando el río suena, agua lleva”.

Kiko Rivera ataca a Belén Esteban

Ahora bien, en el paso de Kiko Rivera por el plató del “Debate de Gran Hermano VIP”, el muchacho dejó perlas y caricias para todos, especialmente para Belén Esteban. El Dj preferido del país atacó a la princesa, diciendo que no le gusta que se haga fotos con su madre, Isabel Pantoja, para luego ponerla verde por detrás. Según el chico, no le importa que se metan con él, ya que ha sido su propia voluntad la que le ha llevado a participar en el reality. No obstante, pide respecto para su familia, que no ha sido la concursante y de quién él no ha dicho nada.

Los realities no son lo tuyo, Kiko

Si hay algo que está claro, es que los realities no son la gran especialidad de Kiko Rivera. Es evidente que el muchacho debe seguir una dieta estricta de familia, chicas y fiesta que no es compatible con su participación en un concurso.

Vídeos destacados del día

Ya desertó en 2011 después de tres semanas en “Supervivientes”, también de Telecinco, y ahora lo ha hecho tras 14 días en la casa de Guadalix de la Sierra.

Siempre se van los mejores

Otra cosa que está clara es que siempre se van los mejores. Ya no está Sandro Rey, y ahora es Kiko Rivera quien deja Gran Hermano VIP. Es evidente que la casa ya no será lo mismo sin estos dos aguerridos y valientes personajes que han poblado el mundo del “famoseo casposo” de Mediaset. Al menos, aún podremos disfrutar de ellos mientras hacen los platós, pero ya nada será igual en Guadalix de la Sierra. Siempre nos quedará Belén Esteban, que no deja títere con cabeza.