Toda esta historia comenzó cuando Juan Carlos tuvo que dar explicaciones a su tronista Steisy y al programa sobre una confidencia que había llegado a sus oídos. El pretendiente había pasado la noche en el hotel con una chica que encontró en la discoteca cuando salieron de fiesta. Según él contó, no se acordaba de muchas cosas sucedidas, y comentó que pensaba que le habían metido alguna sustancia estupefaciente en la copa. En ese momento nadie le creyó, ya que cuando sus compañeros le pillaron cuando la chica estaba saliendo de la habitación, él se veía alterado y les dijo que no contasen nada al programa.

Días después, el pretendiente mandó a la producción de Mujeres y hombres y viceversa un informe médico en el que ponía que había acudido al médico y la analítica que le hicieron reflejaba altas dosis de burundanga en su sangre.

Emma se lo comentó a Steisy, y si esto era cierto ya no se trataba de ninguna tontería. Esta sustancia anulaba la voluntad del individuo y había sido utilizada para cometer algunos delitos.  La presentadora llamó a Juan Carlos para que volviese a plató a comentar el informe y le aconsejó que denunciase lo antes posible.

El pasado programa acudió una especialista para analizar el informe, y la producción del programa también descubrió ciertas cosas un tanto sospechosas: el informe estaba firmado por un enfermero -aunque este hecho puede darse cuando los médicos están muy ocupados-, que a la vez era amigo de Carlos y se seguían en las redes sociales y la redacción del diagnóstico era como una carta, con saludo y despedida incluida. Los síntomas escritos estaban redactados de forma idéntica a los que aparecen en Vademecum y no se adjuntaban pruebas de analíticas al escrito.

Vídeos destacados del día

Además, la especialista dijo que los restos de esta sustancia desaparecen de la sangre en 24 horas y pueden quedar restos insignificantes en la orina hasta 36 horas después, pero el informe estaba hecho más de 50 horas más tarde que el día en el que sucedió todo.

Se encontraron pruebas de conversaciones de Juan Carlos con la chica con la que supuestamente tuvo algo diciéndole que quería seguir en el programa y que se callase de todo lo que había pasado. Ella se puso en contacto con un pretendiente para contarle todo, y Steisy decidió no creer a Carlos porque también le había llegado información sobre más infidelidades en otras noches.