A finales de la semana pasada, ocurrió uno de los sucesos más extravagantes vivenciados en un concurso de belleza. Ocurrió en Brasil, en el popular y seguido certamen de Miss Amazonas. Un claro ejemplo de lo competitivo del juego donde vale todo para conseguir ser la más bella.

Para que nos imaginemos la situación tal y como ocurrió, las que quedaron finalistas en el popular concurso, se encontraban en el escenario en fila, mientras la presentadora se disponía a nombrar a la vencedora que era en este cas: Carol Toledo.

Una vez que se dijo el nombre, a continuación se le hizo entrega de la banda y la corona, en ese momento la Miss Sheislane Hayalla, saltó llegando a pegar a la ganadora y arrancándole así la corona que le había sido entregada. Los motivos que tuvo la miss para llegar a tales extremos, es que la ganadora había hecho trampas para llegar hasta ahí, tanto que ha sido acusada incluso de haber sobornado y comprado el título.

Los miembros del jurado y resto de organizadores del evento, no disimularon ni llegaron a desmentir e impedir que hablara la dicha miss que los acusaba. La escena la finalizó Sheislane cuando ella vio conveniente, puesto que nadie se lo impidió, elegante y sin nada que ocultar o de lo que avergonzarse, abandonó el escenario llena de rabia. Al poco del peculiar acontecimiento, no se tardaron en subir las imágenes en todas las redes sociales, llegándose a convertir en un gran motivo de burla de este tipo de concursos de tan baja estimación para una gran parte de la población, que los cataloga como de superficiales y denigrantes para la mujer.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Sheislane Hayalla también se explicó a través de la red, donde volvió a confirmar que el jurado del evento estaba comprado desde un primer momento, y que incluso la ganadora de Miss Amazonas 2015, tenía para ella sola un maquillador y una habitación individual, cosa que el resto de sus compañeras y ella misma no. Concluyendo que en este mundo tan falso e hipócrita, parece ser que todo lo puede llegar a comprar el dinero.



¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más