El popular cómico español concedió una entrevista a la revista Magazine de La Vanguardia en la que se permitió hablar de su vida pública y privada; de su ocio y su trabajo. Rovira lleva años en el mundo del espectáculo, teniendo claro desde niño su dedicación a lo que él mismo llama "ser un showman", admirando a muchos, desde Emilio Aragón hasta Robin Williams. Su pasión y dedicación fue creciendo poco a poco, empezando a destacar en los teatros y televisiones con sus monólogos para una audiencia modesta hasta triunfar definitivamente en el Cine, batiendo récords a la primera gracias a Ocho apellidos vascos. El malagueño afirma que le ilusionó mucho el proyecto, pero que nunca hubiese imaginado tal éxito, hecho que le supone cierta intranquilidad.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Por una parte agradece poder llegar a más gente con su humor, ese cercano y entrañable, pero lo que no lleva tan bien es la fama que ello comporta. Su incomodidad no se justifica por el "qué dirán", sino por la insistencia de fans y paparazis en todo momento, molestando al actor que, aun así, intenta no perder nunca su sonrisa.

Lo que no acepta de sus seguidores son las fotografías, las cuales "me incomoda mucho, me siento como un monito de zoo".

Ocho apellidos vascos ha sido un papel relativamente fácil para el actor, acostumbrado a la comedia amable, por ello siente que necesita nuevos retos y oportunidades que le permitan "agarrarle al público las emociones y montar con ellos una montaña rusa. Hacer llorar, inquietar; hacer de asesino, por ejemplo". Aun así no desprecia en ningún momento la comedia, pero le gustaría que algún director, siendo consciente de la dificultad, apostase por un papel diferente para él.

De lo que Rovira no duda es de que, pase lo que pase, lo único verdaderamente importante para él es su felicidad y la de los suyos, más allá de su éxito profesional al que estamos acostumbrados, ese propio de "el tipo con el que te irías de cañas, ese que los tíos piensan que sería muy buen colega o del que los padres pensarían: este, para mi niña".

Vídeos destacados del día