Nadie podría llegar a pensar que la excéntrica Lady Gaga llegaría a dar el paso de comprometerse o llegar a mayores con alguna de sus parejas, pero nos ha sorprendido haciéndolo, y ha elegido su perfil de Instagram para ello.  

Taylor Kinner es el afortunado o el elegido. Llevan cuatro años de relación y aunque no ha trascendido mucho de la vida personal de la artista, si podemos saber, que siempre ha sido de relaciones largas. 

Aunque su perfil de Instagram es de todo menos normal, lleno de cosas estrafalarias, como sus vestidos más excéntricos o sus sombreros más estrambóticos, nos sorprendió el pasado 16 de febrero integrando en ese caos, una foto de una sortija puesta en su dedo con forma de corazón mientras enlazaba su mano a la de Taylor. Una imagen dice a veces más que las palabras, aunque la particular artista, añadió un pequeño comentario debajo de la instantanea no dejando ya, motivo a la duda, "Él me dió su corazón en San Valentín y yo dije SI". Todo a punta a que al final, tan peculiar personaje, piensa abandonar su soltería. 

Taylor Kinner le ha robado el corazón. Será que el actor de series estadounidenses como Chicago Fire le ha cautivado con su encanto y su cara bonita.  Es curioso como la cantante ha sabido dejar su vida personal fuera de los flashes, exceptuando algún photocall, eclipsada por su conducta en escenarios, en su vestuario o su lenguaje. 

Su anterior relación había sido de seis años con el Dj y promotor Lüc Carl, cuando Lady Gaga, aún no era lo que es en la actualidad sin éxitos ni fama. El problema, según cuenta Carl, vino después, cuando estas cosas, el éxito y la fama, llegaron envolviendo a la artista. Sus numerosos viajes, giras y sus agendas de locura, llevaron al deterioro de la relación sentimental. 

Ahora, Kinner parece que sí sabe ajustarse al nivel de vida de la cantante, queriendo dar el paso de pedirle en matrimonio. Ella ha aceptado y así lo ha hecho público. Ahora queda esperar qué modelo de vestuario elegirá para semejante evento ella. Esa será la grandisima incógnita que no podremos esperar sin desesperar. 

Nos imaginamos que el día de entrega de los Oscar, en la que actuará, los flashes estarán muy atentos a ella y al anillo en su mano, por estar tan reciente su noticia.

Haz clic para leer más y mira el vídeo