La tertulia televisiva 'La Sexta Noche' que tiene lugar cada sábado, es uno de los programas políticos de más audiencia. El primer tema de la noche era Bárcenas, ex tesorero del PP, que se encontraba esquiando tranquilamente, mientras sigue imputado por corrupción. Pablo Casado, del Partido Popular, estaba indignadísimo por las 'malas interpretaciones' que, según él, sus contertulios, estaban haciendo del auto del juez y se dejó la piel defendiendo la 'honradez' de su partido.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Podemos

Cuando el ambiente estuvo caldeado, se pasó, como viene siendo costumbre, a hablar del integrante de Podemos, Juan Carlos Monedero y sus famosos papeles (documentos que ya conoce toda España y parte del extranjero).

Ni siquiera hubo una pequeña transición entre ambos temas, ni un par de anuncios publicitarios, nada. Cualquiera con dos dedos de frente, podría hilar perfectamente el mensaje: "hablando de corruptos, de Bárcenas a Monedero".

Carolina Bescansa, de Podemos, comenzó exponiendo su punto de vista acerca de la actuación de su compañero. Reconocía que había habido una demora considerable a la hora de dar explicaciones, pero decía, que tal había sido el volumen de documentos a recopilar, que no había sido fácil. Concluyó que Juan Carlos Monedero había entregado toda la documentación que los medios le requerían y que, cuando ya estaba todo, comenzaron a pedir más. A todo esto, Eduardo Inda, que parece ser la "estrella" del programa y se le deja hablar cuando no le toca, estaba a punto de explotar de excitación, e interrumpió toda la intervención de Bescansa con un repetitivo "mentira".

Vídeos destacados del día

El frente de derechas, entre los que se encontraba Inda; Pablo Casado (que ya le había cambiado la cara al acabarse el tema de Bárcenas) y Javier Nart, que, por cierto, tiene una cuenta en Suiza (ahí lo dejo caer), estallaron entonces como buenos energúmenos. No hubieran desentonado nada en un linchamiento medieval, sí, esos de sangre y vísceras. Acosaron a Carolina Bescansa con una fotografía de un opositor venezolano encarcelado y con las cuentas de su compañero de partido. Por segunda vez, voy a romper una lanza por la calma con la que, últimamente, Paco Marhuenda interviene en los debates (no es muy difícil parecer sosegado estando sentado al lado de Inda). Marhuenda volvió a defender la honradez de Monedero pero sin embargo, advirtió que de no darse las explicaciones adecuadas, "este asunto le va a perseguir mucho tiempo".

Entonces Eduardo Inda, que, recordemos, declaró recientemente que "al menos Franco convocaba elecciones cada cierto tiempo", hizo su actuación estrella.

Tal vez el tertuliano se haya confundido de profesión, quizá como payaso de circo habría tenido más futuro (con todos mis respetos a los verdaderos profesionales del circo, por supuesto). Afirmó tener en exclusiva, el trabajo que Monedero había realizado para los gobiernos latinoamericanos. Le entregó entonces una carpeta al socialista Antonio Miguel Carmona para que "estudiase el trabajo de Monedero". Carmona exclamó entonces, "¡pero si son folios en blanco!". "¡Claro, ese el trabajo de Monedero!, ¡Son papeles en blanco porque no existe!" afirmó Eduardo Inda.

El tertuliano, en su momento de gloria, se creció y el plató le ovacionó. Un espectáculo lamentable. Inda ya tiene varias querellas a su disposición y puede que anoche ganara otra citación en los juzgados por su patética y retorcida actuación.