Kim Kardashian, la estrella televisiva estadounidense, reconoce que tiene malos hábitos alimenticios, los cuales no le permiten bajar los 9 kilos de sobrepeso que le quedaron después del embarazo, y de los cuales se siente muy acomplejada ya que hace más de un año y medio que carga con este sobrepeso.

A pesar de que Kim está buscando un hermanito para su hija, ha reconocido que se ha puesto en manos de un nutricionista para perder esos kilos demás. La modelo y empresaria se ha sincerado en Entertainment Tonight, donde dijo que lo suyo no es comer sano, por ello tiene problemas en perder peso. Ahora se ha puesto en manos de un nutricionista que no sólo le enseñará comer, sino que además le enseñará cómo cocinar la comida sana que debe ingerir.

Ya más de una vez había confesado que era muy estricta a la hora de comer, ya que vive de su cuerpo y no puede dejar al azar sus cambios físicos. De hecho, habíamos escuchado que comía bien poco, por lo que parece que no es verdad. Sí que comerá poco, pero para nada comida sana. La popular modelo también pasa horas en el gimnasio, lo que parece que en el último año tampoco le ha servido de mucho.

Kim ha reconocido también que su gran asesor es su marido, ya que hasta él le aconseja la ropa que le queda mejor, además de incentivar para que cumpla su cometido de bajar esos 9 kilos de más, que dice tener la modelo ahora mismo. El cantante  de rap siempre ha mostrado un apoyo incondicional hacia su esposa.

Por otra parte, la modelo publicitaria ha logrado colarse en la "Superbowl". Es el evento deportivo más importante que se realizará en un par de días en Estados Unidos; Kim Kardashian pondrá su trasero, ya que con ello se gana la vida, en un anuncio de una compañía telefónica: T-Mobile, donde aconsejó a los usuarios a que se realicen selfies como lo hace ella. Son varios los artistas que participarán en esta importante cita, recordemos que Katy Perry será una de las cantantes junto a Lenny Kravitz, por lo que la expectación es más que evidente, no solo por verlos cantar juntos sino por saber si Katy se vengará de su "amiga" Taylos Swift.