Kiko Rivera le explicó a Jordi González por que decidió abandonar el Reality. La tan esperada confesión llegó ayer por la noche cuando el ya ex concursante llegó al plató del Gran Debate. Kiko explicó que no se sentía querido dentro de la casa y por eso decidió abandonar. Ha reconocido que en este momento necesita cariño y dentro de la casa no lo tenía.

Rivera había anunciado varias veces que se iba de GH VIP, pero siempre quedaban en amenazas, con lo cual esta vez también parecía un farol.

Anuncios

El exconcursante declaró "creo que he entrado en el momento menos adecuado de mi vida". Kiko se mostró tranquilo, explico todo y respondió a todas las preguntas, menos cuando se le preguntó por el desliz que tuvo dentro de la casa.

Todo lo que explicó Kiko fue la pura realidad, el concursante se sintió que todo el mundo estaba en contra de él, lo que es cierto él se creyó uno de los más fuertes y los otros concursantes lo querían fuera del concurso para tener posibilidad de ganar. Kiko explicó que el programa más que una convivencia, era una lucha cada día, se cansó de estar con gente que no lo quería, y de "levantarse y verle la cara a todos".

El considera que no se puede vivir a los gritos como se está viviendo en la casa, y todo el rato cuchicheando uno de otros.

En el plató fueron diversos los comentarios, ya que casi todos recriminaron la actitud de Kiko, quien no ha sido capaz de aguantar una convivencia. A lo que el respondió que ahora viendo los vídeos, que tuvo razón en abandonar, porque no puede ser que todos hablen a las espaldas. Escucho las críticas de su "amiga" Belén, y Kiko no se lo podía creer. Él reconoció que no quería meterse con nadie, y esa fue una de las razones para abandonar, ya que siempre ha sido educado y correcto, y no quería entrar en el tipo de convivencia que están llevando en la casa de Guadalix.

Kiko ha reconocido que se ha sentido crucificado, pero que el motivo principal, es que él considera que no era el momento para entrar en el concurso.

Anuncios

A nivel personal se encuentra en un mal momento, y pensaba que entrando en la casa podía escaparse un poco de la realidad. Pero no ha sido así, todo lo contrario, su estado de ánimo ha ido de mal en peor.