El famoso matador de toros Jesulín de Ubrique visitó anoche el plató de “Hay una cosa que te quiero decir”, programa de Telecinco, cadena principal de Mediaset y que presenta el popular Jorge Javier Vázquez. Por supuesto, el diestro quiso aprovechar la oportunidad para lanzar un par de puyas al conductor estrella del espacio y cómo no, no podía ser de otra manera, también a Belén Esteban.

No obstante, el popular torero que nos dejase grandes frases para la historia de la humanidad como “en dos palabras: im prezionante” volvió a deleitarnos con su rico y particular léxico.

Anuncios
Anuncios

En este caso, el aguerrido matador habló del paso de Belén Esteban por la casa. Según él, todo fluye. La famosa princesa del pueblo (será del suyo, porque del mío no lo es) es una señora que pasó por su vida tiempo atrás, con la que tiene una hija y ya está. No hay más. Por supuesto, tuvo que poner la puntilla y añadir con su peculiar estilo que “no le quiero buscar tres ni cuatro patas al gato”. Estimado Jesulín, buscarle tres patas al gato es una desgracia para el animal, pero si hablamos de cuatro, no parece muy extraño. En fin, a saber qué tipo de felinos tiene este hombre encerrados en Ambiciones.

Jesulín de Ubrique visitó Telecinco
Jesulín de Ubrique visitó Telecinco

Jesús Janeiro y Campanario

Por otra parte, Jesulín dijo no tener ninguna conversación pendiente con nadie, pero sí quiso añadir que la prensa del corazón fue muy dura e injusta con su matrimonio como María José Campanario. Aludió a barbaridades que se habían publicado sobre ambos y contó cómo se conocieron y el origen de su relación. No obstante, como carece todo interés y gracia, lo dejamos para otro día.

Jorge Javier en estado puro

Por otra parte, como no podía ser de otra forma, Jorge Javier estuvo en estado puro.

Anuncios

Esa pequeña esencia llena de mala leche que cada vez que se abre logra que suban el pan y los hidrocarburos.

El famoso presentador invitó a Jesulín a pasar por “Supervivientes” y “Polideluxe”, aunque no por “Gran Hermano VIP”. Una pena, porque una cosa está clara, el torero junto a su ex Belén Esteban en la casa de Guadalix de la Sierra sería una exclusiva única en el mundo de la prensa rosa y provocaría semanas y semanas de riñas, peleas y noticias.

No daríamos a basto.

Haz clic para leer más y mira el vídeo