Fue el pasado 3 de febrero la fecha en la que pudimos ver a Edurne de vuelta a los platós del programa "Todo va bien", aunque en esta ocasión no lo ha hecho como presentadora, sino como invitada con motivo de su próxima participación en Eurovisión. No obstante, hubo momentos para todo, y es que no solo se habló del gran festival europeo, también se conmemoraron las situaciones más entrañables vividas en el programa junto con la extriunfita.

Además, fue la encargada de dar comienzo al programa como anteriormente, en su etapa de presentadora lo hiciera. Esto generó ciertos celos en su sustituta, Lara Álvarez, por lo que en el programa, aunque quisieron hacerlo de buenas maneras y en un tono gracioso, no pararon de lanzarse varias pullas la una a la otra, especialmente Lara.

Xavi Rodríguez preguntó a la cantante qué se sentía al estar sentada como invitada, y nada más contestar Edurne, Lara le dijo, en tono amistoso, que mejor se quedara en esa posición quieta que estaría más guapa. Sin duda, no podía haber más tensión en aquel momento.

A Edurne también se le preguntó por uno de los grandes temas del 2015, el "Mandanga Style", la canción que surgió de la mano de Amador (Pablo Chiapella) y su hermano Teodoro en uno de los capítulos de la serie de Televisión "La que se avecina". Aseguró que llegó a preocuparse bastante en su momento porque se presentaba como una canción muy fuerte respaldada por una gran audiencia, y que había sumado muchos seguidores en muy poco tiempo. Lara Álvarez, como no, aprovechó la conversación para preguntarle a Edurne si su canción tenía más mensaje que el "Mandanga Style".

Vídeos destacados del día

¿Qué pretendía la copresentadora?

Además de estas anécdotas, se habló de la gran actuación de Edurne que tendrá lugar el próximo 23 de mayo y que fue anunciada hace ya tres semanas. La madrileña confesó que siempre había sido su deseo poder formar parte de un certamen de tanto prestigio, y más si era representando a su país, y ha sido ahora, que ha dado con la canción adecuada y el momento perfecto, cuando finalmente se ha decidido hacer realidad su sueño. Es seguro que lo hará muy bien, ¡Mucha suerte!