Las madrugadas de GH Vip son épicas, y si son después de una noche de nominación en un día poco habitual y con una sanción de por medio a cierta bocachancla metepatas, más todavía, y es que la tensión nunca llega a irse, parece perpetua en la casa, casi como las madrugás en la Semana Santa sevillana.

Anuncios
Anuncios

En esta noche poco habitual de Domingo sucedieron infinidad de cosas, y vamos a intentar resumirlas lo mejor posible. Lo más importante cara al concurso son los nominados, que, en este caso han sido Ares, Aguasantas, Ylenia y Víctor. Todos estaban afectados, algunos más que otros, por supuesto hablamos del Sr. Sandoval, que siempre está diciendo que Ares es metemierdas, aunque él no se queda atrás, con el agravante que parece un niño deteta.

Con estos precedentes, nos extrapolamos al salón de la casa de Guadalix sobre las 2 y media de la madrugada, Víctor empieza a imitar como habla Aguasantas con un deje despectivo, Belén intenta que se calle pero sin éxito, puesto que el calvorota sube el tono para decir falsedad no, falsedad no.

Belén intenta calmar a Víctor por Aguasantas
Belén intenta calmar a Víctor por Aguasantas

En la habitación intentan calmarlo entre Ylenia, el torero y la Esteban pero no hay manera.

En otro orden de cosas, Santis está muy afectada por la actitud de la ex pareja de Nacho Polo, según ella la ha humillado delante de todos los concursantes y de toda España y amenaza con abandonar el concurso. Llora desconsolada en los brazos de Ares diciendo que se quede con la casa, que se quede con todo, y no para de llorar.

Ya a las 3 de la madrugada se asoma al salón Ylenia, intentando poner un poco de cordura y calma diciéndole a las chirlas y a Portero que no tengan en cuenta la actitud de Víctor, que él es así, además comenta que ella sabe su verdad y que no se raye y que él no lo piensa lo que dice que se va a arrepentir.

Anuncios

Acto seguido va a hacerse una tila y le comenta a sus compañeras que va a hablar con Sandoval.

Todo acaba poco después con Ares y Santis dándose un abrazo mientras la reportera le dice, no escuches más Santis, por favor, mañana hay que echarle narices. Todo apunta que la guerra abierta va a traer consecuencias. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos hoy. Seguiremos informando.

Haz clic para leer más