Se han dicho de todo, menos guapa y por unas horas nos hicieron creer que Belén Esteban y Olvido Hormigos iban a estar condenadas a convivir, o mejor dicho a mal vivir en la misma casa. Ayer, durante El Debate de GH VIP, la audiencia decidió que fuera Olvido la que entrara en la casa en perjuicio de Víctor Sandoval.

La elección parecía estar cantada y guiada por el morbo o por el odio a Belén Esteban, o las dos cosas a la vez, que tanto monta monta tanto. Aunque la relación de Belén Esteban con Víctor Sandoval se había deteriorado a raíz de la salida de este último concursante, la audiencia no podía olvidar que durante mucho tiempo ejerció de “palmero” de la Esteban y, por lo tanto, el juego que podría dar en la casa no iba a ser el mismo que el que podía ofrecer la Hormigos.

Antes de la decisión de los telespectadores, Olvido nos demostraba que no hace honor a su nombre y que no olvida ni perdona a Belén Esteban. Después de la decisión de la audiencia, la Hormigos estaba más contenta que unas pascuas, y no sólo la Hormigos, sino también gran parte de la audiencia. Parecía merecer la pena perder unas horitas de sueño para ver el reencuentro de estas dos divas televisivas. Y nada, pues a preparase para la ocasión.

El tiempo pasaba, el programa trascurría por cauces normales, unas veces más entretenido, otras veces más repetitivo, y es que el enfrentamiento entre Coman y Ylenia lo pudimos ver varias veces e incluso con algún fallo de montaje.

Pero bueno ¡Todo parecía merecer la pena! La discusión de si una concursante le puede decir hijo de p…. a un hombre y esbozar algún gesto que se podría confundir con racista, pero él no la podía llamar gorda y fea, también estuvo muy entretenido.

El tiempo pasaba y la Hormigos iba ya camino de la casa ¡La cosa se ponía cada vez más interesante! Al rato, Olvido en el confesionario y el “Super” anunciando a los concursantes del Cubo (entre los que no estaba Belén Esteban) que iban a tener una cena al más puro estilo de Cincuenta sombras de Grey (o bueno como les dijeron una “cena sensorial”).

Y de pronto la Hormigos ejerciendo de camarera y… ¡Ya está, se acabó! Decepcionados con el final de la historia ¿verdad? ¿No les da la sensación de que ayer Telecinco jugó con las ilusiones de los espectadores?

Vamos, que si llegan a decir que hay que votar para que Olvido Hormigos o Víctor Sandoval tuvieran que hacer de camareros a unos concursantes con antifaz iba a votar Jordi González. ¡Si lo llego a saber no me pierdo el comienzo de la Gala de los Óscars!

Haz clic para leer más