La princesa vive sus horas bajas. Este mismo domingo está mostrando signos de debilidad y de arrepentimiento por las posibles sanciones que tenga por su actitud el jueves, ella sabe que le va a dejar en una posición bastante delicada aunque lo que no barrunta ni en sueños es que las nominaciones están anuladas. Belén llora desconsolada y son las 12 de la mañana de este día festivo para todos y todavía quedan bastantes horas para que haya conexión con la casa. Israel y Coman están con ella intentando consolarla, cosa que parece harto imposible porque ella sabe que no lo ha hecho bien.

Parece ser que piensa que la van a echar a la calle por lo que hizo, pero Israel le comenta que eso es casi imposible pues ella es el alma de Gran Hermano , también apostilla que tendría que hacer una cosa muy gorda para que la echaran a la calle del Reality.

Lo que sí es cierto es que si fuera otro concursante el que estuviera involucrado no sé hasta qué punto seguiría en el reality, puesto que se estudian muy bien los contratos cuando se redactan para observar los puntos conflictivos o con tendencia a ser interpretados, tanto para bien como para mal. Para mi humilde opinión creo que si fuera otro habitante estaría en la fuera ya.

Es un poco extraño, no obstante, la bipolaridad aparente de la de Paracuellos, porque media hora después se está partiendo de risa con Israel por motivos de la prueba que en esta ocasión tiene que ver con las llamadas al extranjero, a ver si la superan que se van a morir de hambre. Lo que está claro es que esta noche va a ser histórica, y que sea así es culpa enteramente de la Esteban, y está tocada y casi hundida porque sabe que su error traerá consecuencias.

Vídeos destacados del día

Y, bajo mi punto de vista, se está poniendo la venda antes de la herida, puesto que en su cabeza solo se encuentra la idea y el convencimiento que hoy abandonará el concurso por motivos disciplinarios. Lo bueno de todo esto es que puede que nos deje momentos inolvidables, puesto que cuando Belén se encuentra bajo presión es cuando más predispuesta está a sacar lo mejor que lleva dentro. Seguiremos atentos a su actitud de aquí a la noche.