La señora Esteban la ha vuelto a liar parda. En esta ocasión ha chocado contra casi todo el mundo. Los nervios y la tensión siguen haciendo mella en la de Paracuellos, entre su nominación y que esta tarde la han despertado para colaborar en la prueba de los cubos, el control sobre su persona, va desapareciendo.

Con evidentes signos de enfado supino mpezó a hablar entre dientes, para acabar alzando el tono más de la cuenta. Según ella todo viene de ayer que se quiso poner en el primer turno y que no le dejaron porque había ya cinco personas apuntadas, y sus dardos se dirigen hacia Coman, culpándole de que ocupó su sitio, a lo que me pregunto, ¿por qué no se lo dijo antes? Porque así monta el pollo. Se levanta y dice que hasta que no esté su grupo completo no empieza.

A regañadientes empieza a poner cubos para la prueba. A todo esto Chari se va al confesionario a poner de vuelta y media a Belén Esteban en particular. Dice que han avisado del cambio de turno y no se les ha hecho caso. La señora Lojo y Ángela hablan entre ellas, observan que Belén se ha levantado de mala gana y que puede estar molesta por los cánticos del ecuatoguineano. La explosiva rubia comenta que lo que es inadmisible es que unos hagan mucho y otros no vayan a ese mismo nivel, cosa que es totalmente plausible.

Mientras la Esteban habla con Ylenia, dice que menos mal que están ahí su hija y su novio, que hacen que se contenga, que si no se liaba parda. También termina diciendo para que todos la oigan que esta hasta los huevos, palabras textuales, y que tienen muchísimas ganas de salir expulsada el jueves. Con la boca chica lo dice, mientras nos da esas clases de vocabulario acompañada de los satíricos gestos de Ylenia. Vaya par de patas para un banco.

Empieza a ponerse todo patas arriba, y se convierte en una guerra entre el eje del bien, las chirlas y Chari. Esta última salta cuando la Esteban eleva el tono de voz replicándole que no le grite, mientras le comenta que en la casa nadie le tiene que tenerle miedo. La colaboradora de Sálvame se pone histérica y le pregunta a Ares y a Santis que si le tienen miedo, para terminar diciéndole mete mierda a Chari.

Belén está pidiendo a gritos, a medida que pasa la semana que la larguen del concurso. Parece estar perdiendo la valentía desde los abucheos de plató, la presión es más fuerte que ella y se está cavando su propia tumba. Veremos el jueves como actúa la audiencia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más