Las dos féminas integrantes del eje del bien siguen dando vueltas y vueltas a su estrategia, y de paso poner a caer de un burro a todos los concursantes que no tienen que ver con ellos. Las presas escogidas son las chirlas y Chari.

Ylenia le comenta a la de Paracuellos que la señora Lojo miente muy bien. Seguramente se esté refiriendo en general, aunque particularmente por lo creíble que sonó en sus labios la historia que Fede tan mal defendió. Recordemos que , si no hay camambios desde la dirección del programa, la prueba no la superarán.

La novia del italiano comentó en el confesionario las serias dudas que tenía sobre la veracidad del relato. Aunque la dirección del programa seguro que sacarán otra cosa de la manga como la vergonzosa medio entrada de Olvido Hormigos en la casa de Guadalix.

En su largo despotricar, empiezan a hablar de Coman y de Aguasantas. Del primero comentan que lleva una estrategia de no meterse en fregados, y que sabe aprovechar muy bien los momentos para quedar bien cuando hay galas o debates. Belén concretamente dice que le encantaría quedarse en la casa sólo para ver como el ecuatoguineano sale expulsado. Quizás deberían recordarle que primero luche por quedarse, y que en una guerra directa con él la que seguramente saldría sería ella.

Por otra parte hablan de Santis. De la benjamina de la casa comentan que lleva la misma estrategia del moreno. No se mete en ningún problema y aunque pertenezca a las chirlas, está con los dos grupos por igual.

La Esteban comenta también que no le gusta absolutamente nada cuando se mete con su inseparable Ares en el confesionario. Está obsesionada por lo que allí puedan estar diciendo, y de si eso está influyendo en los abucheos que recibe.

Pero la señorita Padilla a quién le tiene realmente ganas es a Chari. Se le nota por la manera de hablar que tiene cuando se pone su nombre en la boca. Según ella es la máxima estratega del concurso, cosa que es cierta. Comenta que es mejor que se quedara Ares antes que Aguasantas o la señora Lojo, puesto que le es más favorable para la convivencia.

Aunque lo que queda claro son los celos enfermizos que tiene hacia ella, y el temor de que pueda caer Fede en sus mieles. Tenemos que recordar que está nominada y que su confianza sobre lo que pueda hacer su italiano es cero.

Las rubias del eje del bien se pasan el rato rajando del personal para ocultar el susto y el temor que tienen. Tienen asumido que va a salir una de las dos, y eso les crea pavor. Saben que otro efectivo menos en su grupo será mortal para las aspiraciones de ganar el concurso de la que se quede.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más