La impresión que uno saca viendo anoche El Debate de GH VIP es que aquellos que apoyan a Belén Esteban están extendiendo una alfombra roja para su salida, y van preparando el terreno por si resulta ser la expulsada en la próxima gala.

El primero en apuntar a esta situación fue el mismísimo Kiko Hernández al insinuar que Belén podría ser expulsada debido a que lo había pedido ella misma en repetidas ocasiones. Muy hábilmente, la colaboradora y experta Belén Rodríguez no le compraba la excusa a su amigo Kiko, ya que según lo que él estaba afirmando las dos posibilidades, que echaran o salvaran a la concursante, tendrían el mismo significado ¡que los telespectadores adoran a la Esteban!

Para los intereses de Telecinco esta pequeña diferencia puede resultar muy importante. No es lo mismo que Belén, toda digna, vaya pregonando a los cuatro vientos que “me he ido porque yo he querido” que la cruda realidad, y es que la expulsen porque ha perdido el apoyo de su público. A todas estas, y como parece ser que Belén el dinero del maletín lo podría conseguir sin tanto esfuerzo (según nos lo ha recordado en varios ocasiones), el pedir su expulsión aludiendo a la añoranza hacía su Andrea y Míguel parece una estrategia perfecta.

Otra de las cosas que nos quedó bastante claro, viendo los porcentajes de expulsión, es que el duelo está entre Ares y Belén. Parece ser que pesa más el morbo de ver como evoluciona la extraña relación de amor/odio entre Fede e Ylenia, que las salidas de tono de la concursante nominada. Sin embargo, la intención y la suerte todavía están en el aire; así Ares ha ganado muchos enteros y simpatías entre el público gracias a la nueva prueba semanal.

Sus dotes de actriz dramática son memorables y con su interpretación en el Cubo ha escrito una de las páginas más emocionantes que hemos visto en Gran Hermano, y no sólo en el VIP, sino también en el tradicional. Aunque, la nominación parece que ha endulzado a Belén (o, al menos, eso dicen sus defensores), la competencia con Ares se presume ajustada.

La verdad es que el debate estuvo entretenido; sin embargo, el final fue algo decepcionante. ¡Hay que ver lo que hubiera dado por ver el reencuentro de Belén Esteban y Olvido Hormigos! Pero pensándolo bien (o mejor dicho mal), igual no metieron a la Hormigos para evitar que Belén abandonase el programa. ¡Madre mía eso sí que hubiera sido salir porque ella quiere!