Fueron muchísimas las exigencias de Shakira para dar a luz a su segundo hijo: Sasha. Y una de las principales era que el equipo que la atendiera fuera formado sólo por mujeres. Norma que sólo ella saltó ya que al mismo asistieron Gerard Piqué, padre de Sasha y el cirujano plástico de la cantante. Shakira estaba muy obsesionada por la seguridad y confidencialidad que rodeará el momento de su ingreso y el de dar a luz a su segundo hijo. Por ello, el equipo que atendió a la cantante tuvo que firmar contratos de confidencialidad, en la cual se comprometen a no filtrar ningún detalle de lo acontecido en el quirófano.

Anuncios
Anuncios

El equipo fue liderado como estaba previsto por la doctora Carlota García-Valdecasas y compuesto por todas mujeres de confianza de la ginecóloga.

Los únicos hombres que pudieron asistir al parto fueron Gerard Piqué, el padre del niño, y el cirujano plástico personal de Shakira, quien es el encargado de que a la cantante no le quedará ninguna cicatriz de la cesárea. Así también ya lo hizo con su primer parto en la cual el cirujano estuvo presente cuando nació Milán.

Gerard Piqué y Shakira ya tienen su segundo hijo
Gerard Piqué y Shakira ya tienen su segundo hijo

Shakira ha sido muy exigente a la hora de que no sean difundidos detalles de lo que ocurrió en el parto, por ello, ha sido muy precavida y minuciosa a la hora de elegir al personal que la iba a asistir.

Así es que una de las personas más importantes en este nacimiento ha sido el cirujano en quien la cantante confía ciegamente para que no le quede ningún tipo de marca, ya que para Shakira sus caderas y barriguita son muy importantes para su trabajo, recordemos que la cantante es bien conocida por sus espectaculares movimientos de caderas sobre el escenario.

Anuncios

El equipo de ginecólogos que trabajan en este momento tan especial, también son conocidos por traer al mundo varios hijos de personas reconocidas en nuestro país, como es el caso de la Infanta Cristina, la princesa Alexia de Grecia o la presentadora Alejandra Prat.

Todo lo que sucedió en la Clínica Quirón Teknon de Barcelona quedó en secreto total, ya que no se dejó filtrar nada. Sólo se conocieron los datos ya revelados, como el equipo por el cual fue atendida, y también pudimos saber que ocupó dos habitaciones, que tenía reservadas desde hace varias semanas .

De ahí en más no se supo nada más. A tal punto que la clínica tampoco tiene archivos del nacimiento. Según ha confirmado Vanitatis, en el departamento de administración no figura su caso. Claro está que en la parte económica seguramente que sí, ya que tanta exclusividad y privacidad tiene que haber dejado unos cuantos euros a favor de la Clínica.

Los medios como siempre están a la búsqueda de más detalles, pero la seguridad de la pareja es muy efectiva y las filtraciones que se conocieron son porque realmente la pareja quería darlas. Para conocer algún detalle tendremos que esperar a la exclusiva que seguramente la pareja venderá a alguna revista, como hizo en el caso de su primer hijo.
Haz clic para leer más y mira el vídeo