El programa de investigación periodística de Antena 3, 'En Tierra Hostil', ha conseguido adentrarse en el que probablemente sea el país más hermético del mundo, tanto para sus ciudadanos como para los posibles visitantes.

Una visita que ha sido posible de la mano del delegado de Relaciones Internacionales de la República Democrática Popular de Corea, Alejandro Cao de Benós, un español que desde muy pequeño se ha mostrado afín a los quehaceres del régimen norcoreano y su particular cruzada contra el capitalismo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Tanto es así que tras mucho tiempo se ha conseguido ganar el respeto de un gobierno que tiene plena confianza en su trabajo en el exterior.

En el reportaje que hoy arrancará a partir de las 22.30 horas en Antena 3, Jalis de la Serna se introducirá en el país asiático con la idea de mostrarnos los adentros del único país del mundo sin internet, y bajo la amenaza de que si intuyen que la grabación está siendo realizada para algún servicio secreto, estarán abocados a 10 años de trabajos forzados en Pyonyang.

Como curiosidad, Cao de Benós les comentará que en la capital del país sólo pueden vivir aquellos ciudadanos más afines al régimen, a modo de recompensa por su fidelidad, gozando así de mejores condiciones de vida que en las zonas más periféricas del país.

Durante el recorrido, Jalis y el resto de su equipo comprobarán de primera mano cómo está instaurado el sistema del orden y el poderoso sistema de propaganda electoral, amén de la pleitesía que tanto los norcoreanos como los invitados deben rendir a cualquier imagen de Kim Il Sung y Kim Jong Il a su paso.

Según el último informe de la ONU, este organismo cree que entre 150.000 y 200.000 ciudadanos de Corea del Norte se encuentran actualmente realizando trabajos en alguno de los cuatro campos de trabajos forzosos que existen en el país.

Vídeos destacados del día

El miedo a no estar a la altura o cometer un desliz que no agrade a los salvaguardas del régimen es palpable en los 24 millones de norcoreanos.

Sin duda una experiencia de lo más interesante que promete volver a barrer en audiencia.