Los Oscar 2015 han dado mucho de sí para todos nuestros famosos, también para Jennifer López, y es que son muchos los que se encuentran con sus ex en este tipo de galas. Tal fue el caso de la cantante y Ben Affleck, que mantuvieron un romance durante dos años, y es que se han vuelto a verse las caras, aunque todo se produjo entre bambalinas.

Anuncios
Anuncios

Ambos formaron una de las parejas más llamativas de 2002, durante el rodaje de la película "Gigli". A pesar de la poca química que se criticó que tuvieron en la película, parece ser que en la vida real todo fue muy diferente.

Tal era así, que en las revistas del corazón se les conocía con el apodo de "Bennifer", y tal era la química que había entre la pareja que se pensaba que incluso llegarían a casarse y a formar una familia. No obstante, como en parte era de esperar, comenzaron a llegar los escándalos, razón por la que se rompió el compromiso y la historia de amor terminó.

La pareja se reencuentra después de mucho tiempo
La pareja se reencuentra después de mucho tiempo

Tras este contratiempo, ella se consoló en brazos de quien sería su marido y padre de sus hijos, Marc Anthony, quien por aquel entonces era solo su amigo.

Por su parte, Ben, casi de inmediato, comenzó a salir con la actriz Jennifer Garner, quien a día de hoy es su esposa. Con este panorama, trece años después el destino decidió unirles en la gala de los Oscar, a pesar de que ninguno de los dos hubiera sido nominado. Aunque, muy a nuestro pesar, el encuentro se tuvo lugar fuera del alcance de las cámaras en una pausa comercial, había testigos en ese momento para relatar todo lo acontecido.

Anuncios

Acorde a lo dicho por ABC News, fue él quien decidió acercarse a la cantante, que en ese momento estaba sentada en la primera fila, le dijo algo al oído y ella automáticamente le dio en el brazo de una manera cariñosa.

Una pena que nadie llegara a oír, más que la misma Jennifer, las palabras que le dedicó el actor, que sin duda debieron revivir algún recuerdo del pasado. De momento solo sabemos que se saludaron con afecto, prueba de que el tiempo todo lo cura y que no se guardan ningún tipo de rencor.

Haz clic para leer más